¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728

Foto: difusión

Ozzy se encontraba en un profundo sueño, tal vez soñando con lo que Randy le dijo a noche. "Si sigues tomando así, morirás", le aconsejó.

El príncipe de las tinieblas estaba en una época donde no escuchaba a nadie, ni a su esposa Sharon quien en horas de la mañana de aquel terrible 18 de marzo de hace 35 años, gritaba despavoridamente por un accidente aéreo terrible, la cual se llevaría la vida de uno de los guitarristas más talentosos del universo.



“De alguna manera sigo sintiendo culpa. Si no hubiese estado en mi banda, lo más probable es que seguiría vivo”, dijo autocriticándose. 

“Al mismo tiempo, pienso que si hubiese estado despierto, sé que hubiese estado en ese avión con él. Es una sensación muy rara. Me tuvo podrido por mucho tiempo”, con esto, entendemos mejor su pena.

“Sharon lo tomó más personal, era la organizadora de la banda y fue una de esas p*tas cosas. Fue un maldito accidente, solo eso”.

Su esposa y mánager, fue finalmente al que recompuso al príncipe de las tinieblas, “me dijo que tenía que volver a mi trabajo. Le respondí: no me estés bromeando, ¿quién reemplazará a Randy”.

“Tenemos que avanzar”, fue la última palabra de su esposa y Ozzy recordó que fue un momento surreal cuando hizo un concierto en Madison Square Garden con el guitarrista Bernie Torme. “Toma un tiempo para superar algo tan traumático”, admitió el vocalista.




Síguenos en nuestras redes sociales:


Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.