¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728


Con las luces de boliche, los videos lisérgicos y los beats electrónicos que suenan en la planta baja del bar Primer Piso, no habría mucho material del que hablar en nuestro espacio. Pero el viernes 6 de octubre el foco de atención no estaba muy lejos, porque apenas unos pasos nos separan del “sótano” del bar, acondicionado para dar recitales y el lugar donde se dio una noche de metal extremo argentino más que interesante para cualquier fan del género.
Los primeros de la noche fueron los porteños de Amoklauf, que abrieron la presentación poco después de las 00.30. Batallando con un escenario que les quedó chico y que obligó al bajista Santiago Breppe a tocar a nivel del público durante la mayor parte de su set, la banda de Buenos Aires desplegó su arsenal de death metal técnico con un sonido sorprendentemente balanceado, más allá de las dificultades al momento de distinguir el bajo. El set incluyó canciones como “Dawn of Aggression”, “Servants of false forgiveness” y “Apostles of torture”, con la banda sonando más que precisa. Aunque hubo un par de canciones que finalizaron de manera un tanto abrupta, Amoklauf demostró manejar la brutalidad con soltura.

Poco menos de media hora después apareció Scumblack. Un grupo se mostró muy comunicativo con la gente por medio del cantante, Fabián Meaurio, quien se encargó de desafiar un par de veces a todos a hacer pogo, hablando entre canción y canción. Con composiciones como “Distorted Mirror”, “Systemic Negligence” y la final “Sobrepoblación”, dio una buena muestra de su death metal de riffs thrasheros y ciertos detalles más melódicos, motivo por el cual se ganaron aplausos del público presente.

Ya cuando eran las 02:25, salió a escena la última banda de la noche: Excelsis Tenebrae. Presentaron su EP Eternity Denied y debutaron en vivo al mismo tiempo. El trío conformado por Patricio Posse en guitarra y voz, Santiago Sauza en batería y Facundo Panzaraza en bajo, mostró ciertas falencias propias de una banda debutante. Quizás los nervios hicieron que no se destaque la comunicación con el público. A pesar de que por momentos se hizo difícil distinguir las voces, lo que faltó en ese ámbito lo compensaron con una propuesta desafiante, con composiciones densas y prolongadas como “Sadistic Genocide” e “Infinity Within” que seguro serán del agrado de los fans del death metal más oscuro. Con covers de Cannibal Corpse (“Hammer Smashed Face”), Death (“Crystal Mountain”) y Slayer (“Angel of Death”) intercalados en el medio, la banda dio una presentación satisfactoria, mostrándose como una gran esperanza a futuro en el ámbito del metal extremo argentino.


Amoklauf, Scumblack y Excelsis Tenebrae dieron una presentación más que acorde al espíritu del metal extremo, por lo que cualquier fanático del mismo debería escuchar el material de cada uno de ellos y apoyarlos en el duro camino del under.

Crónica por: Martin Cirillo

Síguenos en nuestras redes sociales:


Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.