¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728


Tras varios años sin pisar España por fin los californianos Papa Roach nos vistaban dentro de su “Crooked Teeth European Tour” en dos citas siendo Barcelona y Madrid las ciudades elegidas.

Está claro que la banda sigue teniendo un tirón importante ya que en Madrid colgaron el Sold Out (Aunque un servidor estuvo allí presente y había mucho hueco libre en la sala, pero bueno hubo mucha gente presente eso si) y en Barcelona casi agotaron los tickets también.

Desde primera hora de la mañana se agolpaban los más impacientes por ver a la banda a las puertas de la sala La Riviera y todo daba para ser una gran fiesta y de hecho, así fue.

Las puertas se abrieron en torno a las 19.15 antes de lo previsto para ir acomodando a todos y a las 20.00 horas en punto y sin más retraso salieron los chicos de Ho99o9 con su explosiva mezcla de Hardcore Punk (A esta gente les encantan Bad Brains y Black Flag y se nota, de hecho uno de los dos cantantes llevaba una camiseta de la banda californiana), Hip Hop, Industrial, Reggae y hasta Dubstep, dejando al público con caras de asombro e incredulidad ante semejante vendaval sonoro.

Destaco temas como United State Of Horror y la fantástica Street Power (que contiene un sampler de la canción original de Halloween escrita por John Carpenter).

Después de 40 minutos de show, se despidieron de nosotros y he de decir que aunque no fuera el show ideal para ellos, lo bordaron y espero que vuelvan pronto, porque son una de las propuestas más explosivas y bizarras de la actualidad musical.

Y tras 25 minutos de espera que parecieron más, a las 21.20 salían Papa Roach al escenario y tras la intro arracaban con “Crooked Teeth”, tema que da título al último disco de la banda y desataba la locura entre los presentes, esto se puso de manifiesto aún más cuando la siguiente canción fue ni más ni menos que “Getting Away With Murder” uno de los clásicos de la banda que fue seguida por la nu-metalera “Between Angels And Insect” que dio vuelta la sala con todos cantando el estribillo como si fuera la última canción de la noche, y eso que acababa de empezar.

La interactuación de Jacoby Shadixx con el público es irreprochable ya que el enérgico vocalista no paró quieto en todo el show animando a la gente, saludando en español y por supuesto cantando que es donde mejor se defiende; Lo mismo podemos decir de sus compañeros Jerry y Tobin que no pararon de animar a la gente y se desenvolvieron muy bien en los coros de las canciones.

Uno a uno fueron cayendo los hits clásicos de la banda californiana que combinaban con canciones nuevas como “Born For Greatness”, de lo mejorcito que tiene el último disco de los Roach.

Y con la séptima canción llegó el primer momento fan de la noche y uno de los más sentidos ya que “Scars” nos puso a todos a cantar letra por letra y nos emocionó aún más cuando al acabar, Jacoby se marcó unas estrofas de la canción ¡ en español ¡ igual que ya hiciera en su día en el dvd de Chicago. Sin duda uno de los momentos de la noche.

Tanto Periscope como Gravity sonaron contundentes y bonitas pero tuvieron el mismo fallo, al ser las versiones originales compañadas por voces femeninas (Skylar Grey en la primera y la diosa Maria Brink de In This Moment en la segunda) hizo que echásemos en falta la presencia de ambas aunque siendo justos las defendieron bastante bien.

Otra gran jugada fue el cover que hicieron de “Song 2 “ de los británicos Blur y que puso a toda la sala a bailar y tras esto llegó el momento más sensible de la noche ya que con “Forever” aparte de hacernos cantar, la banda al final lo combinó con un extracto de “In The End” de sus amigos Linkin Park y miraron al cielo de Madrid dedicando este momento al desaparecido vocalista Chester Benington , las caras del público visiblemente emocionado se hicieron patentes y más cuando Jacoby dedicó “Blood Brothers” también a Chester. Un momento para recordar sin duda alguna.

Como punto negativo diré que ni la versión relentizada de “Lifeline” ni “Help” me llegaron a convencer y creo que si las hubieran cambiado por otras dos hubieran ganado más puntos.

La recta final estaba ya muy cerca y se guardaron 4 ases y una sorpresa cuanto menos polémica y es que Jacoby se enfundó la camiseta del Real Madrid y esto generó un abucheo lamentable por parte de algunos idiotas del público que lejos de no tomarse en serio el gesto, el cual han hecho muchísimos músicos, tuvieron esta patética acción con él.

Pero bueno a los hechos ya que “None Of The Above” sonó incluso mejor que en disco mientras que “Dead Cell” sonó totalmente explosiva siendo junto a “Traumatic” los dos momentos más cañeros extremos del show.

Y ya si que si, tras una intro por parte de Jerry se empezó a escuchar eso de “.. Cut My Life Into Pieces, This Is My Last Resort..” y la sala explotó , Jacoby se subió a la barra y repartió cerveza, luego fue hacia la otra punta mientras todo el mundo cantaba el que es uno de los 3 mayores hits de su carrera.

El show se acaba pero no sin antes quemar un último cartucho y Papa Roach se despidió de Madrid con la rockera “To Be Loved” incluída dentro de “The Paramour Sessions” y que la combinaron con un trocito de “Blitzkreig Bop” de Ramones para acabar de rematar la fiesta y dejarnos a todos con ganas de más pero conformes con un regreso que tardó muchos años en volver pero que al hacerlo, lo hizo a lo grande.

Crónica por: Lucas Capeluto

Síguenos en nuestras redes sociales:


Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.