¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728

PH: Juan K. Baracaldo
No hay mejor manera de dar la bienvenida a un nuevo mes que con una buena dosis de Death Metal. El pasado domingo 1 de Octubre, Suffocation se presentó en Uniclub de la Ciudad de Buenos Aires. Esta visita se dio dentro del marco de su gira “Beyond the dark light South American Tour 2017”, en la cual la banda vino a presentarnos su más reciente trabajo de estudio “…Of the Dark Light” y, por supuesto, a deleitarnos con los temas más brutales y aclamados de su discografía.

Antes de la actuación principal de la noche, le tocó el turno a tres bandas argentinas. Coral, Sicario y Morferus, fueron los encargados de ir calentando el ambiente para aligerar las ansias de todos los allí presentes. Si bien las tres actuaciones presentaron algunos matices dispares entre sí, todas compartían el elemento más importante. La afinidad por el metal extremo.

Finalizada la presentación de Morferus, últimos teloneros de la noche, comenzaron a efectuarse los preparativos finales para que Suffocation saliese a escena. Cada vez faltaba menos.

Eventualmente comenzaron a encenderse las pantallas de los costados y del escenario, todas reflejando la portada del último disco de la banda. Como si la excitación del momento fuera poca, a través de un pequeño hueco que develaba el telón, podíamos observar como los músicos terminaban de alistarse antes de reventar Uniclub.

Minutos antes de las diez, se bajaron las luces, se abrió el telón y era momento de comenzar con el show.

“Thrones of Blood” fue el tema encargado de darnos la bienvenida. Con cambios de ritmo y tempos variados por parte del baterista Eric Morotti, esta canción logro enloquecer al público desde su comienzo.

“Vamos con otro tema viejo” dijo el cantante Kevin Muller, encargado de sustituir al cantante Frank Mullen en los shows en vivo de la banda. Antes de continuar, Muller dedicó la siguiente canción al bajista Derek Boyer, quien no pudo participar del tour latinoamericano, debido a que se encontraba algo enfermo. De esta manera, la banda continuó con “Pierced from Within”, tema con revoluciones mucho más aceleradas que el anterior, con pogos que, diametralmente, comenzaban a ocupar todo el lugar.

Llegaba el primer tema nuevo de la noche y así pasaba “Return to the Abyss”. Excelente el trabajo de las guitarras por parte de Terrance Hobbs y Charlie Errigo. Por su parte, Muller aprovechaba cada oportunidad para incitar al público a que se sumiera en una batalla, cada una más atroz que la anterior.


“Cuando arranque el próximo tema… quiero ver un Wall of death”, dijo Muller. La audiencia se partió a la mitad y después de que Morotti marcara los compases, al ritmo de “Funeral Inception”, comenzó la guerra. Una canción muy pesada dentro de la artillería de la banda

Momento del segundo y último tema nuevo de la noche, el cual fue dedicado a un fan que le había regalado su cerveza al cantante. Me estoy refiriendo a “Clarity through Deprivation”, canción con tanto blast beats frenéticos como rasgos slam.

“Liege of inveracity” fue la encargada de suceder esta nueva composición. La banda seguía remontándonos a su magnífica época noventosa con temas que no daban respiro a ningún metalero.

El show seguía con técnica e insanidad de la mano de dos composiciones post-2000. “As grace descends” y “Entrails of you”, a pesar de no estar a la altura de muchos de los clásicos interpretados aquella noche, fueron ejecutadas a la perfección y lograron incrementar el delirio comunitario, que ya de por si era bastante elevado.

Dentro del death metal, existen muchas fórmulas cuyas variables son la técnica y el slam. Sin embargo, los mejores resultados siempre los obtiene Suffocation. Uno de estos productos, es la fantástica “Surgery of Impalement”, canción devastadora y destructiva que comenzaba a despedir una noche que estaba llegando a su fin.

El público la pedía y la volvía a pedir. Momento de uno de los primeros y más exitosos temas de la carrera de la agrupación. La apoteósica “Catatonia” llegaba para hacer temblar Uniclub. La violencia era más que ostensible y la ferocidad de los guturales de Muller, acompañaba a la perfección a la robusta y sólida base rítmica y riffera.

Llegaba la última canción de la noche y era casi un pecado para Suffocation decir adiós sin interpretar himno estelar. “Infecting the Crypts” se encargó de clausurar una noche épica y una vez terminado el tema, la banda dio las gracias y se retiró del escenario.

No obstante, era tanta la locura que hervía en las entrañas de la audiencia, que la banda no pudo resistirse al famoso “Una más y no jodemos más”. Respondiendo efectivamente al petitorio de bis, Hobbs y compañía, salieron a escena una vez más y se despidieron con “Devoid of truth” para así cerrar una hora de pura y dura brutalidad.

El Death Metal volvió a pisar Uniclub, esta vez con uno de los mayores exponentes del género como Suffocation, quienes dieron un show espectacular. La experiencia de Hobbs, la destreza de Errigo y Morotti y la actitud y el carisma de Muller, decantaron en un recital extremadamente exitoso que los fans recordarán por mucho tiempo.



Crónica: Federico Solari
Fotografías: Juan K. Baracaldo


Síguenos en nuestras redes sociales:


Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.