¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728


Foto: difusión

En una noche tranquila de Halloween de 1963 nació el baterista Mikkey Dee en el seno de una familia griega en Gotemburgo, Suecia. Su inspiración musical principalmente es Ian Paice y Neil Peart, pero también admira personajes del jazz como Steven Smith y Buddy Rich.


Participó en bandas locales de Suecia y se estableció en Dinamarca con Geisha. Sus habilidades son reconocidas por nadie más que King Diamond quien estaba en búsqueda de un baterista para iniciar su proyecto solista.

Lo reclutan en 1985 y estuvo por 4 años con el vocalista danés. Grabó los tres primeros discos en la que resalta Abigail (1987). En la gira de dicho álbum, fueron acompañados por Motörhead. El performance de Mikkey estaba a revoluciones tremendas y no fue sorpresa que Lemmy estuviera atónito al ver su talento. Acto seguido lo invita a su banda, pero el baterista lo rechaza ya que veía un futuro con King Diamond.

Mikkey está a la derecha de King
Foto: difusión


No obstante, su estadía no fue tan placentera cuando el mismo King aparecía únicamente en las entrevistas. Además, tomaba el liderato en solitario de la banda componiendo las melodías y las letras de las canciones. Mikkey se sintió como un músico de sesión sin tener participación alguna en el proceso creativo. No obstante, abandonó la banda en 1989.

Al año siguiente, en 1990 trabaja con Don Dokken en su disco solista "Up from the Ashes", participando en giras junto a Judas Priest. No fue hasta 1992 que reconsideró una vieja propuesta de hace 5 años y se une a Motörhead reemplazando a Phil “Animal” Taylor. Su primera presentación en vivo el 30 agosto del mismo año en Nueva York.

“Phil Taylor era extraordinario cuando estuvo en la banda, así que no podía llenar ese espacio. Nunca podré ser como él, así que tuve que introducirme como yo a Motörhead”. 
Mikke Dee

Participó en el disco Rabbit Come Easy de Helloween, como músico de sesión, ya que Mark Cross cae enfermo en 2003. En abril 2006 vuelve a sus orígenes al tocar en vivo en una presentación con King Diamond en la ciudad que lo vio nacer, Gotemburgo.

Lamentablemente, Mikkey tuvo que anunciar el final de Motörhead en 2015, cuando su compañero y líder de la banda Lemmy fallece.

Uno de los mejores trios de la historia.
Fuente: difusión

Luego de la agrupación que lo acogió 23 años, participa en la gira de aniversario de Thin Lizzy en enero de 2016. Unos meses después, en abril lo anunciaban como miembro de otro legendario grupo, Scorpions.  

Hoy, el legado de Mikkey Dee es grande, tiene un amplio recorrido por el mundo del rock y es un músico respetado con un amplio repertorio desde el power metal, glam, heavy y rock n roll. Además, es una influencia para músicos de todo tipo y también un héroe para el movimiento del death metal melódico de su ciudad natal, Gotemburgo. 


Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.