¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728


¿Te ha pasado que vas a un concierto y ves una banda nueva y simplemente alucinas con lo que acabas de ver? Pues eso nos pasa muchas veces con las bandas locales, debido a que Latinoamérica cada vez se toma más en serio el metal y eso hace que pequeñas bandas emerjan como futuros gigantes.

Fue durante el show de Ancient en Chile (puedes leer la reseña aquí) que vimos en vivo a Necrodemon, una agrupación del norte de Chile que con su Death Metal melódico se robaron la noche.

Fue tanta la energía que dejaron en vivo, que no podíamos quedarnos de brazos cruzados y hoy les contamos como suena esta banda que se encuentra promocionando su último trabajo, "The Ectasy Of Fire".

Una introducción instrumental nos da el pie de arranque y es que los norteños quieren dejar en claro sus raíces y con un buen prologo dan inicio a su trabajo. “The Sweet Revenge Of The Non Human Race” trae la oscuridad bajo la voz Cristian Gallegos, quien acompañado de la banda logran dar un primer golpe al oyente con una canción que busca el headbang, usando riff marcados más que algo rápido.

Dominate Us All” arranca con más velocidad, en un Melodic Death Metal que no desconoce su influencia de algunos elementos del Thrash. Un segundo single que ofrece un vasto catalogo de habilidades por parte de la dupla en guitarra Ricardo Gallegos e Ignacio Espindola, quienes logran guiar y acoplarse perfectamente en la grabación. Por su parte, “The Nameless City” alude a la parte más melódica, la que es aprovechada por los chilenos para crear lúgubres atmósferas y sombríos pasajes.

Continuamos con “Red Carnage” la agrupación ofrece algo más rápido, que alterna de muy buena manera entre los riffs y leads en las guitarras dando un excelente equilibrio y que cambia de tempos gracias a la batería de Mario Torres. Sin embargo, si pensábamos que lo rápido había acabado, era porque aún no sonaba “Eater Of Gods”. Uno de los puntos más altos del disco y que logran dejar con ganas de más a cualquier oído, que pese a tener una estructura variada, los leads se vuelven la esencia de un gran track.
Invocation Of The Unlight” logra entrar de repente con el doble pedal de  Torres, lo que podría sentirse muy abrupto debido al espacio entre canción y canción logra resultar. Esta vez los trabajos entre la voz de Gallegos y sus coristas es un excelente dúo que entra para devastar lo que te va quedando de cuello a estas alturas. Además del rol que cumple el bajo de Rodrigo Velázquez siendo base y al mismo tiempo tomando el rítmico para dar espacio a las guitarras en sus riffs.
In The Ectasy Of Fire” no sólo da el nombre del disco, sino que también encamina de buena forma el termino de este trabajo, devolviéndolo a l estilo de nuestra primera canción, algo rápido y apuntando al headbang continuo del auditor. Pero Necrodemon no abusa de los recursos y es por eso que ofrece un cierre perfecto con “The Fall Of Men (Lazaroh)”, donde usan al bajo como pie de arranque y donde la voz de Gallegos alcanza su extremo en una versión mucho más desgarrada y oscura. Así es como cierran este su último trabajo.
Un disco impecable y que sólo viene a demostrar la vasta trayectoria de los norteños, que han hecho su público entre Chile y parte de Perú. Así que ¿qué esperas para romper tu cuello con Necrodemon? porque créenos que cuando los veas en vivo, desearas haberlos conocidos mucho antes.
Reseña por Felipe Pino Guerrero

Síguenos en nuestras redes sociales:


Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.