¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728


Tracklist
1. Soy el fin
2. Ojos del destructor
3. Listos para matar
4. En la eternidad
5. Lleva tu mente al límite
6. La pesadez de un nuevo mundo
7. Jamás tendrás mi gloria
8. Enemigos del sol
9. La lengua del diablo
10. Mi revancha
11. De sueños rotos
12. Kamikazes



Tras cuatro años de inactividad discográfica, el pasado 9 de Septiembre Plan Cuatro lanzó su quinto álbum de estudio, titulado "Lleva tu mente al límite".

Este disco marca el retorno del Plan Cuatro más agresivo y pesado. Si bien "Horizonte rojo sangre" no había sido un mal trabajo, divergía mucho en cuanto al sonido plasmado en álbumes como el "Dos caras" o el "En mil pedazos". Con "Lleva tu mente al límite", la banda ha vuelto a adoptar una afinación muy baja y ha abandonado un poco aquella melodía introducida por el predecesor del álbum en cuestión.

Como ya he mencionado, este es un disco muy pesado. Quizás el trabajo más pesado dentro del arsenal de la banda. Dentro de esta pesadez, existe una ostensible y remarcable variedad. Mucho groove, mucho hardcore y mucha diversidad de ritmos. En solamente doce canciones, Plan Cuatro logra combinar todos estos elementos para brindarle al oyente una experiencia heterogénea mientras este transita el álbum.

"Soy el fin" es la canción encargada de darnos la bienvenida. Muy buena intro con toms a cargo del señor Gonzalo Espejo. Este inicio de álbum es un recibimiento brutal que ya desde temprano empieza a demostrar los rasgos más hardcore de la banda. Una insana cantidad/calidad de riffs, una pluralidad de tempos y unas voces desgarradoras por parte del "Knario" Compiano. Excelente tema introductorio.

La ferocidad sigue de la mano de "Ojos del Destructor", tema que no da respiro alguno y ataca directamente con mucha vibra thrashera. Grandes voces limpias y guturales por parte del Knario, remarcables riffs con "downpicking" por parte de Pehuen Berdun y sólida base rítmica a cargo de Gonzalo Espejo en batería y "Lechu" Maharbiz en bajo . El tema se pudre aún más con el breakdown del final, donde las cosas se tornan incluso más pesadas.

Sigue un tema con mucho de hardcore. Se trata de la breve pero concisa "Listos para Matar". Versos aceleradísimos con riffs característicos del género para luego pasar a estribillos con menos revoluciones pero igual de furiosos.

El cuarto tema y también segundo single que dio a conocer la banda se titula "En la eternidad". La canción inicia con el estribillo, que proyecta unos aires apacibles al comienzo. Sin embargo, una vez terminado el mismo comienza la demencia. Estrofas plagadas de riffs, gran uso de armónicos por parte de Pehuen y excelentes fills ejecutados por Espejo. Nuevamente la banda ataca con un breakdown llegando a la mitad del tema, donde el Knario nos deleita con su dominio de guturales y screams. Uno de los temas más completos del disco

Momento del track homónimo "Lleva tu mente al límite". Nuevamente una magistral exhibición de groove metal. Impecable la sección instrumental intermedia con grandes riffs y fills de batería. Llegando al final de la canción, la velocidad aumenta y aparecen los matices thrasheros nuevamente para despedir este pedazo de tema.

Si la variedad no se les hace evidente para esta instancia, los invito a escuchar "La pesadez de un nuevo mundo". Un comienzo muy doom y stoner, con mucha reminiscencia a Black Sabbath en cuanto al tempo pero rifferamente hablando, salen a relucir unos aires muy "Panterescos". Un puente que remite mucho al estilo de las composiciones en "Horizonte rojo sangre". No hay muchos solos en el disco, pero aquí Pehuen demuestra de lo que es capaz sacando a relucir su lado más melódico.

Una de las principales sorpresas llega de la mano de "Jamás tendrás mi gloria". Un corte con muchos rasgos melódicos aplicados con suma destreza. Brutales riffs durante las estrofas y grandes fraseos de guitarra durante los estribillos. Es interesante la sección intermedia donde la voz del Knario es acompañada por unos punteos armónicos muteados para después pasar a otro gran solo por parte de Pehuen, también muy melódico.

La agresividad no demora su retorno. "Enemigos del sol" ,con su brutal tempo medio, llega como una patada en los dientes. Excelente despliegue vocal por parte del Knario, quien mantiene su característica vos podrida durante todo el tema. Los punteos del puente aportan una muy pequeña dosis de Black Metal a la canción. El riff del inicio remite un poco a aquel inicio del tema "Bienvenido al juego". Nuevamente la selección de riffs presentada por Pehuen es muy amplia. Los estribillos van cargadísimos de groove, recurso muy utilizado en el álbum.

Momento de bajar las revoluciones con "La lengua del diablo", que después de un calmo inicio acústico, comenzará a mutar en una estructura bastante más ralentizada que temas anteriores. Muy destacable como, en los estribillos, la guitarra acompaña a la voz del Knario imitando las notas vocales con riffs. Me es imposible dejar de encontrar parecidos, pero el estribillo me trae reminiscencias del tema "La ira de dios".

Vuelven los aires thrahseros con "Mi revancha". Sigo reiterando el mismo argumento, pero se ve que la banda puso el foco en deliberar una tormenta riffera canción tras canción. Es impresionante la cantidad de riffs presentes en cada tema y sinceramente, pocos de ellos demuestran flaquezas. Un mérito muy reconocible. Gran trabajo de Espejo con los cambios de ritmo y del Knario con los excelentes gritos que marca en este tema.

Ya llegando al final del álbum, nos topamos con "De sueños rotos". Muy buena introducción con un pequeño solo de guitarra, para rápido pasar a las estrofas donde por momentos quedará la voz del Knario en solitario únicamente acompañada por la batería de Espejo. Un estribillo con muy buenas armonías a dos guitarras con mucha melodía también.

Dejamos lo más pesadito para el final. "Kamikazes" es un death metal que golpea fuertísimo para cerrar este disco. El tema comienza con un riff muteado acompañado de un tempo lento que más adelante mutará en un blast beat, recurso nunca antes utilizado por la banda. El interludio, sin embargo, abandona momentáneamente esa agresividad, para recurrir a la melodía con el Knario utilizando voces limpias. Esto no dura mucho, ya que en seguida vuelven los guturales, los blast beats y la violencia, elementos que se encargan de ponerle el broche final a este trabajo.

Se sabía de antemano que se venía un disco muy heavy. Con "En mil pedazos", la banda había elevado los estándares de tal manera, que se le volvía difícil a cualquier sucesor brindarle pelea a semejante obra maestra. No obstante, este disco en cuestión no es solamente un digno competidor. "Lleva tu mente al límite" es, hasta la fecha, el mejor disco de Plan Cuatro. La madurez en las composiciones, la variedad entre una y otra, la inmensa carga de riffs que porta el disco, etc. Son todos elementos que en conjunto han sabido confeccionar una maravilla de álbum.

¡Mirá el videoclip de "En la eternidad"!
Síguenos en nuestras redes sociales:


Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.