¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728

Por: Federico Solari

Tracklist
1. Machine messiah
2. I am the enemy
3. Phantom self
4. Alathea
5. Iceberg dances
6. Sworn oath
7. Resistant parasites
8. Silent violence
9. Vandals nest
10. Cyber god

Tras la salida de Max Cavalera, se ha generado una especie de bipartidismo entre los fanáticos de Sepultura. Es verdad que hay mucha gente que prefiere su primera época con Max a la cabeza, lo cual es totalmente respetable. Lo que sí me parece una total muestra de ignorancia por parte de mucha gente, es decir que el grupo murió con la entrada del vocalista Derrick Green. Muchas de estas personas sostienen que el sonido que la banda empezó a adoptar después del "Against", ocasionó el declive irremontable de Sepultura. ¿Acasó el sonido de la agrupación siempre fue el mismo? ¿En qué se parecen "Morbid Visions" y "Roots"? Por supuesto que el estilo de la banda cambió y estoy seguro que en el futuro seguirá mutando también. Pero desmerecer ocho álbumes de estudio por el mero hecho de la salida de Max Cavalera, es sumamente injusto.

Como bien he mencionado, Sepultura se ha sometido a muchas variaciones a lo largo de los años y lo sigue haciendo. La prueba de esto es el disco en cuestión. "Machine Messiah", además de combinar thrash metal con groove metal, utiliza algo nuevo. Elementos progresivos. Para una banda que comenzó aferrandose al death metal, esto puede considerarse un cambio más que rotundo. Sin embargo, los rasgos extremos están más que presentes. La pesada afinación utilizada por Andreas Kisser, los desgarradores gritos de Green, y la destreza del joven Eloy Casagrande en la batería, aportan una gran ración de salvajismo a la mezcla. Por supuesto que a toda esta furia hay que sumarle los dotes melódicos de Kisser. Quien si ha quedado un poco dejado de lado, no solo en este disco sino en trabajos previos también, es el bajista Paulo Jr. Tiene algunos minimísimos momentos de protagonismo, pero no destaca por nada en particular.

El álbum comienza con su tema homónimo "Machine Messiah". Después de 30 años dentro del metal extremo, es extraño encontrarse con este tipo de abridor en un disco de la banda. No obstante, es una de las mejores canciones del álbum. Un comienzo con guitarra limpia y voces limpias por parte de Green también. Sepultura logra construir una atmósfera tenue y sutil para esta primera parte de la canción. Eventualmente la agresividad aumenta cuando Green comienza a quebrar su voz y la distorsión es añadida a la situación. Los rasgos progresivos ya comienzan a notarse en este corte de casi seis minutos, que deja al oyente en un estado de duda, sin saber que deparará el resto del álbum.
Cualquier tipo de duda se desvanece con "I am the Enemy". Thrash con mucha vibra hardcore. Un tema muy corto, pero muy destacable. Lo primero que llamó mi atención fue la utilización de un blast beat por parte de Casagrande, no muy común en los temas de Sepultura. Luego, nos encontramos con un breakdown, recurso que la banda viene usando desde los primeros trabajos con Green. Una canción concreta y concisa.

"Phantom Self" arranca con una intro de percusión a lo que luego se le van a sumar instrumentos de cuerdas. Esto es completamente inovador por parte de la agrupación. El uso de violines, que no será el último dentro del disco, enriquece un tema con mucho cambio de estructuras, grandes secciones instrumentales y un estribillo muy pegadizo. Si bien acá estamos analizando los aspectos musicales del disco, tanto el mensaje de esta canción como su videoclip son muy interesantes.

El LP continúa con "Alathea". Este es un tema que ha recibido bastante crítica negativa. Yo creo que esto es por un motivo. "Machine Messiah" es un álbum muy innovador en el catalogo de Sepultura y mucha gente no supo aceptar algunos de los nuevos elementos incluidos en este disco. Esta canción remite mucho a bandas como "Dream Theater" o "Symphony X" en cuanto a su estructura. No hay muchos thrasheros que suelan pisar territorios de metal progresivo. Es por eso que esta canción para muchos sigue siendo difícil de digerir. El tema no está nada mal. Muy buena introducción de batería, mucha potencia en los gritos de Green y grandes riffs por parte de Kisser.

Llegamos a la pieza instrumental del disco titulada "Iceberg Dances". Es una obra maestra. 4:41 minutos de pura magia. Los riffs, las melodías, los cambios de ritmo, la sección acústica... Sinceramente, esta canción puede ser uno de los mejores temas instrumentales del año. Kisser construye una estructura para más adelante construir una melodía o un solo por encima de ella. Despampanante corte.

Irónicamente, llegamos a la punta del Iceberg no con el tema anterior, sino con "Sworn Oath". Una introducción que remite algo al opener del disco. Si se venían notando rasgos progresivos hasta ahora, esta canción los cuadriplica en cantidad. El riff llevado adelante por la guitarra y los violines es de lo mejor del álbum. Un tema que podría perfectamente formar parte de la discografía de Opeth. El solo de Kisser es formidable. La mejor canción del disco.

El groove es un elemento característico de Sepultura desde el "Chaos A.D". "Resistant Parasites" es un tema que además del ostensible groove que desprende, contiene muchos rasgos de nu metal. La segunda mitad de la canción cuenta con un trabajo impecable por parte de Casagrande, con unos ritmos que retratan todo su virtuosismo. El álbum sigue manteniendo un nivel muy sólido.

"Silent Violence" es un tema que no me termina de cerrar. Lo peor es que no se porqué. Es una canción muy buena. Quizás por el uso de un ritmo rápido combinado con riffs lentos en ocasiones, o por el hecho de haber escuchado temas superiores anteriormente que dejaron la vara más alta. No está mal, pero no es mi favorito.
Después de ocho canciones, faltaba algo de velocidad."Vandals Nest" llega como una patada en el estomago. No hay rasgos de hardcore presentes en esta ocasión. Solo puro y duro thrash metal. Riff con alternate-picking, doble bombo aceleradísimo, y nada más que agresión. No podía faltar la sorpresa también aquí. En un momento de la canción, Green utiliza voces limpias con una base muy pesada de fondo. ¿Raro no? Además de la violencia aguerrida, los trabajos melódicos de Kisser son remarcables. Las armonías de guitarra durante la sección instrumental son un perfecto ejemplo.

Llegamos al final de este disco con el tema "Cyber God". De cierta manera, el álbum concluye como comienza. Una canción con un tempo muy enlentencido, con un porcentaje menor de variaciones que "Machine Messiah", pero esto no quita que compartan muchos rasgos. Tampoco existe nada muy destacable acerca de este último tema.

Sepultura volvió después de cuatro años con un disco que puede ser considerado el mejor de la era post-Max Cavalera. Innovación, diversidad y experiencia es todo lo que ha sabido combinar la banda en este álbum. "Machine Messiah" presenta muy pocos defectos, está compuesto por muchísimas sorpresas y es una clara demostración de que esta formación de la banda tiene un amplísimo potencial.

"Machine Messiah", además de ser para mi gusto el mejor álbum con Green al micrófono, está marcando el nacimiento de una nueva etapa dentro de la banda. "Kairos" y "The Mediator bewteen head and hands must be the heart" son muy buenos trabajos. Pero con este disco en cuestión, la banda parece estar queriendo adoptar un sonido distinto. Siento que todavía Kisser y compañía se encuentran explorando estos nuevos sonidos, y no resultaría extraño que el próximo álbum de Sepultura supere a este "Machine Messiah", con estos nuevos elementos mucho más pulidos.

Síguenos en nuestras redes sociales:


Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.