¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728




Foto: difusión

Dos abanderadas de la música extrema Alissa White-Gluz (Arch Enemy) y Larissa Stupar (Venom Prison) analizaron cuál sería el alcance que tiene el metal extremo y la pregunta del millón, ¿puede llegar a tener un alcance global?


¿Cómo es el panorama mundial de la música extrema?

Alissa: "El primer ministro de Indonesia es un fanático del metal. Tienen murales de Ozzy y Lemmy en grandes edificios. No solo están ahí, sino que son obras del gobierno. Es alucinante que esto sea proyecto de un personaje importante para ese país".

Larissa: "Incluso, Barney de Napal Death le escribió una carta sobre la pena de muerte, pidiéndole que perdone a varios condenados".

Alissa: "Ahí está el verdadero poder de la música. Hay una gran parte de nosotros que nuestra música pase desapercibida, pero pienso que el mundo sería mejor si la música se hiciera más presente. Creo que sería positivo, pero es difícil porque lo extremo siempre sonará negativo para la mayoría".

¿Así que quisieran que la música extrema irrumpa con lo tradicional?

Alissa: "Estoy de acuerdo con que lo extremo tenga más exposición, pero solo si musicalmente no cambie. Varias personas me preguntan qué hago a parte de estar en Arch Enemy, de qué más trabajo. Siempre estoy como que... estoy en una banda. De hecho que no han escuchado mi música y que como no está en la radio, no es conocida. En ese medio, solo están las grandes estrellas del pop".

Larissa: "Por eso en nuestra escena es importante que cada uno haga las cosas por su cuenta, porque si no, no serás la banda soporte de los grandes. Ese sería el consejo si eres una banda inexperta, también tener un buen mánager para lograr tocar en locales con más capacidad".

Alissa: "Para mí también fue importante todas esas experiencias que tuve en Canadá. Empecé en clubes con 10 personas, en unos años eran 200. En esas época fueron importantes las tocadas para hacerse famoso, pero hoy tenemos Internet y todo es global. Aunque seamos una pequeña comunidad todo el mundo nos escucha y ve por las redes sociales".

¿Lo extemo podrá ser un movimiento masivo?

Larissa: "Por el momento somos pocos, a pesar de todos los esfuerzos que hemos hecho. Hay un largo camino para que una banda extrema pueda ser el acto principal de un festival grande. Pero, no descartaría que algún dia eso suceda".

Alissa: "O sea no creo que un concierto de grindcore tenga 80 mil personas, nunca".

Larissa: "Al menos que sea en Indonesia".

Alissa: "Puede ser en ese país".

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.