¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728




Foto: difusión

Años 80, el metal se diversificaba y empezaba a ramificarse. El glam dominaba la escena con cabelleras largas, maquillaje y baladas. Pero había una contraescena que quería tocar más rápido incorporando el odio de Black Sabbath y los rápidos riffs de Iron Maiden. Se le denominó "thrash" y empezó la era de lo extremo.
Esta corriente se caracterizó por la agresividad y contundencia, muchos intentaban gritar violentamente o pegar unos gruñidos, pero se olvidaban de los vocales de referentes como Bruce Dickinson. Anthrax fue distinto desde que encontraron al vocalista Joey Belladonna y encontrar una garganta melódica que combine con el thrash.

El primer vocalista de Anthrax, Neil Turbin tenía un vocal distinto para el thrash y lo único que hacía es que se confunda con cualquier banda heavy metal o de la N.W.O.B.H.M.


Turbin fue expulsado de la banda por problemas de ego con Scott Ian. El vocalista da la batuta a su reemplazo escribiendo buena parte del siguiente EP. Matt Fallon no duro mucho en Anthrax y el elegido fue Joey Belladona. El equipo dudaba porque no tenía tanta experiencia como sus antecesores. Aunque terminarían grabando "Armed and Dangerous", al mismo estilo que su primer disco, no hubo muchos cambios.
Dos años después de esa producción, lanzaban su segundo disco "Spreading the desease". La gira empezó con 500 fanáticos, el mismo Scott decía que eran una banda de un bar nocturno, pero terminó con un promedio de 5000.


¿Qué es lo que estaban haciendo bien? Simple, demostraron que la voz melódica puede provocar un pogo o un "mosh", tranquilamente. Unos riffs punks, pero contundentes, siempre y cuando combinen con una voz tenor puede considerarse thrash.

En Anthrax no encontramos el odio de Black Sabbath ni tal vez la contundencia que anhelaban sus bandas compañeras. Lo que sí tiene es un ritmo rápido y entreveradas que nos llevan a la locura, finalmente el éxtasis para que se forme el denominado wardance.


Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.