¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728


Ayer Chile recibió un desembarco del mejor batallón nórdico para una conquista, en un acto que estuvo apoyado por grandes guerreros chilenos, fanáticos que llegaron a ser parte de la lucha y un derroche de energía que no va a acabar, comentemos como estuvo la jornada con Ensiferum anoche en Santiago.

Comenzando el espectáculo con los nacionales de Underneath, un show bueno y de una banda que tiene mucho talento y mucho que ofrecer, pero que siempre puede mejorar. Si bien las luces no acompañaron del todo al conjunto hay que continuar trabajando la puesta escénica y trabajo con el público. Talento sobra y por lo mismo hay que seguir puliendo y afinando detalles.

Luego de una pequeña pausa llegó Lapsus Dei y que vamos a decir, si bien el mosh no es de su estilo, el aguante que ellos generan y el acompañamiento por parte de los fanáticos que los conocían se hizo notar. Técnicos, potentes y al hueso, los tipos vinieron a dejar la grande y lo lograron con una gran cantidad de fanáticos acompañando (pese a los típicos fanáticos que se quedan fuera del recinto esperando a que inicie el show principal, típico). Daba igual si estaban todos los fanáticos o no, Lapsus Dei necesito de su propio empuje para dar un buen show.

Finalmente el plato fuerte se hizo llegar, desde Finlandia desembarco el barco que traía a Ensiferum, donde uno a uno se hicieron aparecer en el escenario y entre la ovación de los fanáticos comenzaron un demoledor espectáculo.

"For Those ABout To Fight for Metal" dio el pie de inicio y que fue muy bien recibida por los fanáticos, quienes acompañaron en cada palabra a los fineses, relación que fue tomando más fuerza a medida que empieza "Heathen Horde". Si bien ambos son temas nuevos, la recepción de los chilenos es impecable, ofreciendo un imparable mosh en honor a los nórdicos.

De aquí en adelante todo fue una guerra, lo que sorprende muchísimo debido al inicio marcado por su último disco (que no es muy destacado por los fanáticos o la prensa). Así continua el show con temas como "Two Paths", Two Of Spades" y  "King Of Storms". Se creyeron el cuento y les salió, porque el público compro todo lo que los liderados por Petri Lindroos tenían para ofrecer.

El primer clásico viene de mano de "Treacherous Gods" que mantiene viva la euforía de los fanáticos y anima a los más osados a continuar con esta guerra (incluido con sujeto con cota de malla en el mosh, sí eso es de verdad). Luego el momento de cantar cae fuerte gracias a uno de sus nuevos clásicos, "In My Sword I Trust".
"Warrior Without a War" mantiene el épico momento que se crea entre los fanáticos y la banda, magia que viene desde Finlandia y que también permite a la banda tomar un break para volver, luego de un instrumental, con "The Longest Journey". Sin embargo, los fans buscan más mosh y su acceso al Valhalla, donde acompañados por "Way Of The Warrior" se mantuvo este desafío.

Si bien la presencia de Ensiferum es potente en el escenario, y el público ayudo a ir llenando el recinto, todo para llegar al final con el fuerte y clásico remate de "Token Of Time" y "Victory Song", canciones que terminan en ovación y salida de la banda.

Pero ¿no podemos quedar así, no? Los fineses no dudan en continuar su espectáculo y el remate busca ser más fuerte que el anterior, es donde canciones como "From Afar" y "Lai Lai Hei" sellan una extensa y demoledora jornada de Folk Metal.

Si bien el show no tiene muchos detalles, quizás algún problemilla con el audio del acordeón, no hay más que destacar la ejecución, eso es Ensiferum, una guerra hecha a punta de Metal.

Los tipos se creen el cuento y entran a arrasar con todo super seguros de su propuesta, ya que entre sus dos últimos discos hacen siete temas del setlist, lo que es bastante por parte de la banda. Si bien alguno que otro clásico pudo quedar fuera, el show fue impecable y dio un excelente primer arranque a la jornada de Paganfest.

Crónica de Kurt Norembergs
Fotografía de Sergio "Wakko" Parra


Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.