¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728

Walter Giardino´s Temple volvió con todo y será parte de un tour internacional en el cual Argentina también se dará el lujo de ser partícipe. Con la inclusión de Ronnie Romero en las voces, la posibilidad de un próximo trabajo discográfico post gira asoma con fuerza. “Todos esperamos un nuevo disco, Temple tiene más para dar”, sentencia Walter.

¿Cómo te preparás para el próximo show en el Teatro Vorterix?

Hago una vida relativamente normal, trato de hacerla al menos. Toco algo la guitarra en los momentos libres, salgo a comer afuera o pido pizza, o veo fútbol, y vuelvo a tocar la guitarra. Trato de ser una persona lo más normal dentro de lo posible a pesar de los meses de gira por todo el mundo, los viajes y las cuestiones personales que tenemos cada uno de nosotros. Pero sobre todo proyecto, pensando en la noche, pensando en el show, en lo que tenemos que dar y en lo que tiene que recibir la gente de mí. Tratando de ser honesto, sobre todo musicalmente, eso es lo que más me importa.

¿Qué significa reencontrarte con el público argentino en el marco de la gira “Walter Giardino´s Temple?

Siempre es bueno reencontrarme con el público en la Argentina, en mi país. La gente me quiere mucho y viene a disfrutar de estos shows de una manera intensa, apasionada. Por supuesto, eso me llena de energía y más teniendo en cuenta que vamos hacia una gira mundial donde vamos a pisar escenarios, donde nos van a ver por primera vez y en los que vamos a tener que demostrar quiénes somos y por qué estamos ahí. Realmente me llena de alegría poder empezar en Argentina esta gira y pensar que Ronnie también pueda disfrutar de todo el cariño que le va a dar la gente que me sigue a mí y que sigue Temple.

¿Tenés pensado grabar un nuevo disco de estudio?

Hace veinte años se grabó este primer disco que quedó en el corazón de la gente, con canciones que todavía me hacen girar por el mundo y me parece increíble y estoy muy agradecido con lo que pasó. Creo que todos esperamos un nuevo disco: la gente, nosotros, mi entorno… Temple tiene más para dar y está esperando su oportunidad. Luego de esta gira con Ronnie quizás podamos tener alguna noticia al respecto.

¿Qué te llevo a elegir a Ronnie Romero como cantante en esta nueva etapa?

Elegir a Ronnie no fue difícil, cuando lo escuché por primera vez me pareció el mejor cantante que escuché en los últimos 15 años. Es un animal del escenario y un cantante increíble, con mucha sensibilidad y mucha cultura musical, con una mentalidad realmente inteligente. Me gusta mucho hablar con él ya que podemos ponernos de acuerdo en un montón de cosas, y es una persona muy ubicada. Creo que es de lo mejor que pudo haberme pasado para poder incluirlo en Temple y eso también hace que las cosas tomen una proyección. Él está muy contento de estar en esta formación y eso ayuda a que uno pueda pensar en un próximo disco.
¿Por qué pensás que tus proyectos se mantienen vigentes en el tiempo?

Yo creo que los proyectos se mantienen porque uno hizo las cosas bien, fue honesto, fue real y realmente trabajó para mantener ese nivel y sigo trabajando para eso. Nunca me conformé, nunca miré hacia atrás, lo que pasó, pasó. Los grandes éxitos y todas las cosas que han pasado en mi vida siempre las he visto como una consecuencia de lo que he hecho. Pero lo bueno es que nunca nada de eso se interpuso al amor que le tengo a la música, que es lo que más me importa. Eso es lo que hace que uno sea consecuente con su carrera, con su forma de pensar, con su forma de vivir, y eso se convierte en una realidad que hace que la carrera de uno sea pareja y que la gente no se olvide de lo que uno es y hace. Creo que no hay otra fórmula más que ser de verdad y trabajar para ser cada día mejor.

¿Cómo ves a la escena musical en la actualidad?

Estamos pasando por una etapa de mucha calma, de una necesidad de redescubrir un montón de cosas en la escena musical, sobro todo en lo auténtico, en lo intenso, en lo real. No se pueden empezar las casas por los techos, eso hay que asumirlo, hay que ir a las raíces, hay que entender por qué antes las bandas funcionaban mejor, por qué hacían mejor música, por qué emocionaban más y un montón de cosas que hoy no pasan, simplemente porque no pasan. Entonces hay que averiguar qué es lo que pasa y yo creo que hay que retroceder veinte o treinta años y aprender de vuelta todo lo que se olvidó. Ya no sirve tocar rápido, con cuatro mástiles y a 200 kilómetros por hora, eso ya pasó. Fue una etapa que, si bien estuvo bien, ya no dice mucho. Hoy hay que redescubrir la música en su esencia y generar buenas canciones. Todo va a volver a comenzar, no tengo dudas de eso, simplemente tiene que suceder. No creo que tardemos mucho más, pero se extrañan las nuevas bandas que nos sorprendan y nos lleven a un lugar diferente, como pasaba antes, aunque no hay que perder las esperanzas, todavía falta.



Entrevista por: Nahuel Pizarro


Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.