¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728


 Foto: difusión

No cabe duda que en los 60s, década que Ian Gillan se inició como músico, la vida era complicada. Las telecomunicaciones empezaban a globalizarse y la televisión recién entraba a las casas de las personas de clase media. 


El vocalista de Deep Purple es consciente que la tecnología ayuda al humano, pero pueden volverse en unos seres flojos. Ese es el caso de los músicos que caen en el facilismo y muchas veces las máquinas reemplazan al talento.

"Cuando se inventaron las computadoras, sustituyeron todas las herramientas que inventó Marshall y los jóvenes cada vez prescinden más de ellos", dio su punto de vista.

"Escuché a alguien en la tv decir que ahora los músicos no deben saber si quiera tocar un instrumento para ser un artista de élite y eso es verdad ahora", dijo con cierta tristeza.

"Considero que ellos no son músicos, si no máquinas. Solo presionan unos botones para crear ritmos y sonidos, reconozco que son emocionantes, pero están rechazando las normas puestas en el pasado", agregó.

"Hubo un periodo de Oasis, luego el grunge y esas corrientes eran pasajeras. Los medios masivos ayudaron a su difusión. Eso es genial, así son las modas. Aunque no es rock & roll para mí. Mucha gente usa su ojo para escuchar la música, no sus oídos", arremetió contra los 90s.

Por otro lado, terminó elogiando las producciones de los Beach Boys, The Beatles y Elvis Presley. "No importa si te guste sus temas, son sonidos impecables y gloriosos. No como los mp3, suenan como mierd*, son basura".

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.