¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728





 Foto: difusión

Rumores fueron cuando se anunciaba que AC/DC se desintegraba cuando una pieza fundamental como lo es Malcolm Young se ausentaba para siempre de la banda australiana en 2014. Con todas las penas, ellos siguieron adelante sin el componente que le ponía el ritmo desde los inicios, allá por 1973.


La razón se hizo público y con transparencia, Malcolm padecía de demencia, pero eso no era lo único, su hermano menor, Angus contaba que había sido operado del pulmón y del corazón.

El estado del guitarrista rítmico no estaba en las mejores: "Es difícil hablar con él. Le envío mensajes, aunque no puedo estar seguro si le llega realmente. Le haré saber que muchos lo extrañarán", admitía dificultades, la primera guitarra de AC/DC.

Había ganado la batalla al cáncer de pulmón, la primera causa de muerte de este mal terminal en el mundo. Además, tenía que reaprender no solo algunas técnicas musicales, sino varias cosas cotidianas. Eso retrasó el disco y la gira "Black Ice" en 2008. 

"Era la primera vez que lo veía bien desorganizado, normalmente no es así. Tiene todo planeado. Pero tenía una confusión extraña, ahí me di cuenta que algo andaba mal. Se hizo más notable cuando empezamos viajar por la gira", daba cuenta del estado de su hermano.


El más rítmico de los Young continuó hasta donde pudo. Tomaba sus medicamentos, religiosamente iba a sus tratamientos. Desistió y se resistió de su condición. No pudo más cuando ya no recordaba los acordes que él mismo creó, se olvidó de las canciones que él mismo compuso.

Así la banda de Australia confirmaba que Malcolm no iba a estar desde el anuncio del nuevo disco, Rock or Brust en 2014. Su sitio lo ocupaba unas buenas manos, su sobrino Stevie. No era cuestión de dar preferencia a un familiar, ya lo había reemplazado en 1988, por alcoholismo. 

La demencia acabó con un personaje que siempre estuvo a cargo del grupo. El que hace el trabajo silencioso, pero duro se hacía falta por primera vez. Muchos sabían de su importancia o al menos de su presencia en la maquinaria australiana y su ausencia es de mucho peso. Se había anunciado que nunca más se reintegraría, aunque nunca avisaron que iba pasar a una mejor vida.



Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.