¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728



 Foto: difusión

En 1993 ocurrió una de las peores rupturas en la historia del hard rock, Ritchie Blackmore se separaba definitivamente de Deep Purple. Muchos lo extrañan, pero en realidad su salida fue para bien y lo explicó Ian Gillan.


"La verdad del asunto es: la banda estaba muriendo. Si Ritchie se hubiese quedado era el final de Deep Purple. Los conciertos se hacían cada vez más cortas, cada vez venía menos gente. Tocábamos en lugares pequeños, casi a la mitad", declaró el vocalista.

"Ritchie abandonaba el escenario cada vez que podía, cuando se fue paró la lluvia y el sol salió. Jon Lord, Ian Paice y Roger Glover volvieron a su estado original, reemergieron. No tenían ese miedo de molestarlo y chocar con su personalidad", dio cuenta del mal clima de la banda.

Después de más de dos décadas el vocalista atesora el momento que estuvo el guitarrista en la banda: "Solo recordamos los mejores momentos, era un buen músico, compositor y tocaba genial".

No sabe qué le pasó a su compañero: "en un tiempo vivíamos juntos, pero algo pasó con Ritchie. No tengo ninguna intención de hablarle ahora, pero sí le deseo lo mejor".

Luego de esto, Deep Purple se reformó, sacó el disco "Perpendicular" en 1996 con la llegada de Steve Morse. Desde 1994 la banda británica es una máquina que no para a pesar de estar en el mercado desde los finales de los 60s. Muy lamentable es que hoy en día realiza su gira de despedida.



Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.