¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728

Foto: difusión


Uno no comprende al heavy metal hasta que atiende a un concierto y recibe toda la energía que ofrece este género. Este es un top en donde no solo toma en cuenta dicha variable, sino de cuánto significa para los fanáticos y a la propia banda el recital en cuestión. Unos los podrás seguir viendo en vivo, a otros, lamentablemente no, pero son los que alguna vez debes ver con tus propios ojos.


  • Mötorhead: "No sleep till Hammersmith" (1981)

Aunque somos consientes que el mismo Lemmy dijo que su banda no es metal y muchos estaremos de acuerdo que simplemente es rocanrol, esta producción es una oda a toda la música ruidosa. Recomendado escuchar a todo volumen hasta que el bajo retumbe en la casa de los vecinos.



  • Judas Priest: "Unleashed in the east" (1979)


Una voz aguda y en su punto acompaña a unos músicos que no se dejan opacar, demuestran que son los abanderados de este movimiento pesado con una casaca pesada de cuero, motociclistas rudos y bastante rudo. Simplemente tienen la esencia y la actitud necesaria.

  • Iron Maiden: "Live after death" (1985)

Una de las primeras arupaciones de gran bretaña en desembarcar triunfalmente en EEUU. El disco empieza con uno de las introducciones más motivacionales de la historia de Winston Churchill hacia sus aviadores que iban a luchar contra el Nazismo. Apertura a "Aces High" y Bruce Dickinson y compañía nunca bajan las revoluciones hasta el final.

  • Ronnie James Dio: Dio at Donington UK: Live 1983 & 1987 (2010)

Álbum en directo y póstumo de una de las voces más aclamadas de este género. Podemos constatar que entre 1983 y 1987, Dio sigue siendo la misma máquina. Este talento vocal nato seguiría hasta su fallecimiento en 2010.

  • Pantera: Yokohama (2001)

Uno de los conciertos más brutales que jamás se hayan grabado. Pantera estaba en su mejor nivel, quizá Phil ya no llegaba a las notas que sí lo hacía en los 90s, pero la banda había madurado y estaba más activa que nunca. Dijeron que volverían, pero cada uno lo hizo por su cuenta y con bandas diferentes.

  • Enforcer: Live By Fire (2015)

Esta es una de las bandas modernas, pero de las más conservadoras. Tienen todo el paquete de lo clásico, antiguo y rudo para triunfar en este mercado. El despliegue en los escenarios es uno de sus mejores armas actualmente por su juventud.

  • X Japan: Last Live (2001)

Es un vivo bastante bipolar en una escena están al tope del éxtasis y en otro momento recuerdas todos los capítulos tristes de la vida. Además, este vivo marcaba su separación, en la noche del 31 de diciembre de 1997 al tope de la capacidad del Tokyo Dome.

  • Deep Purple: Made in Japan (1972)

Mención honrosa. Esto no es metal y a nadie se lo discuto, pero tiene todos los componentes para serlo. Hay una energía que fluye y se siente en la atmósfera, Ian Gilan, Ian Paice, Roger Glover, Jon Lord y Ritchie Blackmore dan todo de sí en una producción impecable que es tan intenso. Aunque tiene 45 años es un disco con una valla difícil de pasar y sigue vigente.

  • Black Sabbath: The End (2016)

Después de cinco décadas se retiran los padrinos del heavy metal. Se nota el talento que todavía queda, pero no están definitivamente en su mejor momento por ser el final. Este disco representa el principio del fin de una era y una extensa generación, junto a Sabbath se irán apagando en los próximos años más bandas.




Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.