¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728


Desde "Extinct" (2015) que no teníamos noticias de Moonspell, banda de Portugal y que practica un híbrido entre Black y Gothic Metal que ha capturado a seguidores por todo el mundo.

Durante este año fueron parte obligatoria de la agenda musical con el anuncio de su nuevo disco, uno que iba a estar basado totalmente en un terremoto, siendo primera vez que un movimiento telúrico se toma las canciones para narrar una historia.

En el caso puntual de la banda, se habla del terremoto de Lisboa de 1755 (por eso el nombre del disco) y que acabo con toda la ciudad destruida por el movimiento sísmico, el tsunami e incendio posterior.  Es algo tan propio de la historia de Portugal que la banda decidió interpretar este disco en completo portugués.

Pero entrando en materia musical, la banda no pierde el tiempo, y comienzan con  "Em Nome Do Medo", una entrada épica y que con sus arreglos corales, prepara el terreno para lo que será este profético suceso, uniéndose luego con "1755" en una sorprendente entrega en voces (principales como de apoyo) y que dejan en claro que esto es totalmente nuevo y distinto para Moonspell.

"In Tremor Dei" ofrece esta estructura de pregunta respuesta y que ayuda a ambientar de excelente manera la idea del terremoto y la desesperación. Además todo se liga con la excelente guitarra lead de Ricardo Amorim que guía todo el track de forma sorprendente. "Desastre" por su parte, trae la variante rítmica, ofreciendo un interesante catálogo de velocidades y que da un descanso perfecto al disco (pero sin perder el ritmo para el headbang). Destacar también que este tema fue grabado como bonus track en español (como homenaje a los fanáticos de habla hispana y porque el evento también se sintió en dicho país).


El trabajo continua con "Abañao", una canción que busca traer el sentimiento de desesperanza en la sociedad luego de dicha catástrofe, aprovechando de diversos "acelerones" que la canción presenta para sacarnos de esa zona de comodidad. Esto luego se suaviza con "Evento", que nuevamente lleva lo épico y lo fusiona con el sorprendente trabajo en guitarras que destaca de sobremanera, además de que Fernando Ribeiro es un excelente narrador en esta historia.

"1 de Novembro" parte más rápido a su predecesora, pero destaca con sus marcados teclados, recordando a ese estilo más Gospell a manos de Pedro Paixao. Destaco el punto Gospell que se genera entre teclados y coro, debido a el carácter religioso que se le dio a esta megacatástrofe. Si bien la canción parece una suplica o prédica, lo de "Ruinas" es buscar un cierre que busca mezclar lo emotivo con una mirada a futuro, ofreciendo una canción mucho más ascendente y compleja, además de ofrecer uno de los mejores sólos del disco.

Finalmente, el disco culmina con la seguidilla de "Todos Os Santos" y "Lanterna Dos Afogados", dos trabajos mucho más cercano al estilo gótico de la banda y que guían la historia a su termino.

Más que hablar de canción en canción, este es un trabajo integro y que sorprende que sea de Moonspell, debido a que este sonido de Metal Melódico o Sinfónico, es totalmente nuevo en ellos. "1755" es un trabajo muy distinto a lo que la banda ha hecho y al mismo tiempo, es algo sumamente íntimo.

En este disco Moonspell habla sobre parte de la historia que rodea a su tierra natal y lo hacen con una teatralidad única y que se traspasa en el disco. Un excelente disco y que suena de forma perfecta en portugués, posicionándose como una de las mejores y más innovadoras entregas de este año.

Reseña realizada por Felipe Pino Guerrero


Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.