¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728

-Alvaro ¿sabés que tengo un hijo?
-¿Un hijo?
-Si, tiene 18 años. Un pibe me tocó el timbre y me dijo: “Hola, soy tu hijo”.
-¿Y?
-Lo tuve que dejar pasar: era Igual a mí.
El diálogo corresponde a una charla que tuvo Pappo con Álvaro Villagra (Ingeniero de sonido) durante la grabación de Blues Local, reproducido en el libro 100 Veces Pappo, de José Bellas y Fernando García.
Pappo tenía razón. Su hijo es igual a él. La charla que Enlace Metálico tuvo con Luciano Napolitano lo acredita.
El sábado pasado se dio una jornada histórica, ya que nuevamente volvió a rodar la Harley de Pappo, en un evento especial que se dio en el Playón de Tigre. Luego de eso una caravana motoquera fue hasta el Teatro de Flores, donde se presentaba Lovorne, la ya histórica banda de Luciano Napolitano, un trío completado por Marcelo Brancalente y Adrián Espósito. Antes de ello, el hijo del Carpo habló con Enlace Metálico.
Justamente, uno de los tópicos de la charla fue la historia de Lovorne. “Arrancó como una banda de amigos, Los Vornes, allá por el 96 y 97”. Luciano, con gran memoria fue detallando los integrantes que pasaron con la banda incluso mencionando cuál fue el antes y después de los músicos que fueron sus compañeros, destacando que con todos guarda una buena relación. Hizo un sentido recuerdo de Juan Espósito, legendario baterista de El Reloj, fallecido el año pasado y que fue el que grabó Lovornetorium, el último disco de estudio. “Es terrible que se te muera un integrante de tu banda” cuenta Luciano, destacando que Locomotora era amigo de su viejo.
Lógicamente el recuerdo de su padre estuvo presente: “me encanta que me hablen de mi viejo” responde ante la pregunta de si el constante recuerdo de su padre es un gusto o una molestia para él. Sobre los principios de Lovorne, cuenta que su padre fue quien le insistió no sólo a que formara la banda, sino que le aconsejaba y le hablaba constantemente sobre el devenir del grupo, al punto de catalogarlo al gran Carpo cariñosamente como un “rompepelotas”.
“¡Que sea recontra rock!” fue la frase de despedida de Luciano con Enlace Metálico, con un vozarrón tan parecido a su padre que seguramente cualquier fanático de Pappo que lo escuche, alguna fibra de emoción le moverá.
Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.