Foto: difusión



Dio abrió puertas a otra era del metal. Muchos creyeron que Black Sabbath nunca podría encontrarle reemplazo a Ozzy Osbourne. Pero Tony Iommi y compañía apostaron por otro sonido y otro talento. El resultado fue Heaven and Hell y un suceso de los discos más heavy metal que existen en la actualidad. El guitarrista reveló el episodio de cuando Dio adicionó con la banda.


"Cuando nosotros hicimos Heaven and Hell en 1980, fue el tiempo que Ozzy se fue de la banda y estábamos en búsqueda de alguien. Probamos con Dio. Anteriormente, solo le había hablado en una fiesta, pero era la primera vez que conversábamos profundamente. Él vino a la casa (nuestra casa, porque vivíamos juntos) y luego cantó. No podía creer lo que provenía de su pequeño cuerpo. Su voz era muy buena".

"En ese momento, no podíamos hacer mucho con Ozzy porque paraba drogado, estaba muchas veces peor que nosotros. Fue como si le perdiera el interés. Por eso nesecitábamos de algo, sino íbamos a desintegrarnos. Para aclarar Ozzy siempre fue bueno para nosotros. Es muy brillante en lo que hace. No queríamos una copia de nuestro anterior vocalista. Muchos de nuestros candidatos sonaban como él. Queríamos algo distinto. En ese contexto, vino Dio".

"Ni  bien llegó a casa, nos pusimos a trabajar. Me senté con él y comenzamos a escribir. Él las letras y yo las melodías, algunos riffs también. Formamos un gran equipo". "



Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.