Foto: difusión

"Creo que tenía 18 años, viviendo solo. Mi mamá se había ido de la casa. No quería saber nada de mí porque ella era un testigo de Jehová y yo fumaba marihuana. Lo mejor de esa droga es que la comercializaba y también me conseguía algo para mí. A veces hacía trueque, así conseguí el 'Let There Be Rock' de AC/DC".



"Regresé a casa y me lo puse a escuchar. Mi vida cambió cuando la aguja tocó el vinilo. En ese entonces me gustaba Led Zeppelin o Kiss, pero nunca había expuesto a semejantes riffs".
"Malcolm fue uno de los mejores guitarristas rítmicos. Si no tienes alguien bueno que te acompañe en el solo, sonará a mierd*. Siempre me gustó cómo demostraba su liderato en escena cuando iniciaba los riffs. Se anticipaba a todos".

"Muchos dicen que su parte es simple, pero no lo ven de mi punto de vista. Me quito el sombrero ante la persona que puede convertir algo tan simple en una obra maestra".

"Hay también dos guitarristas a los que admiro y son Rudolf Schenker (Scorpions) y Brian Tatler (DIamond Head). Lo que han hecho estos tres es ser predecesor del speed y thrash metal".
"Cuando murió el guitarrista estaba respondiendo algunos tweets. Alguno me escribió: Dave siento mucho lo de Malcolm. Le respondí ¿cuántos Malcolm Young conoces?"

"Él era mi héroe. Mi único consuelo es que ya está junto a Bon Scott y su hermano George".


Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.