Foto: difusión


Dave Mustaine había contado a David Ellefson que todo había acabado mal con Metallica. El despido fue de manera drástica y el bajista no se imaginaba que el reencuentro iba a ser tan pronto. 

"Megadeth se distanció de la escena de Los Ángeles porque había el prejuicio de que las bandas provenientes de dicha región eran de glam. Nosotros nunca quisimos unirnos a ese círculo. A principios de los 80s bandas como Van Halen, Ozzy Osbourne con Randy Rhoads y Rudy Sarzo, Ratt y Mötley Crüe emergían de esa ciudad. Por eso, dejé Minnesota".

"Para mí hacer equipo con Dave fue como un mandato de dios. Sabía que era verdadero, no solo un posero de los de Sunset Strip. Tenía el carisma de una estrella de rock y tenía el perfil perfecto de alguien con el que quería hacer música. Tenía discos de Diamond Head, sabía historias ocultas de Motörhead y había tocado con varias bandas". 

"Recuerdo que frecuentábamos al Troubador en Santa Monica. W.A.S.P había tocado su último show antes de fueran contratados por Capitol Records. En una de esas tocadas fue la primera vez que vi a Lars Ulrich y James Hetfield. Fue un momento incómodo conocerlos ya que Dave estaba ahí. No pasó a mayores. Fue la primera vez que Megadeth se juntó con Metallica".



Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.