¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728

Foto: difusión

Las grandes corporaciones o compañías discográficas siempre pensarán como empresarios, es decir en cómo hacer dinero con música. Eso no quiere decir que sean los malos de la película, solo se interponen mucho a los intereses de los músicos y algunas veces de los fanáticos. 

Pero, Gus G. es de esos guitarristas que se mueven en solitario, sin depender mucho de estas grandes corporaciones y aún así se salen con la suya con su carisma y talento. 


Un joven de 18 años llamado Konstantinos Karamitroudis fue a perseguir su sueño de ser un músico exitoso y dejó su tierra natal, Grecia hasta Boston, EUU para inscribirse en el Berklee College of Music. Al poco tiempo, dejó sus estudios, pero no estaba listo para dejar su pasión. Creó una banda al que lo llamó Firewind en 1998.

Se juntó con sus amigos para dicho proyecto que era un intento de hacerse conocido en el medio con su talento. Con el demo logró su cometido y atrajo la atención de Leviathan Records. Participaría en bandas como Dream Evil, Nightrage y llegó ser parte, brevemente de Arch Enemy en 2005.


Gus G. nunca dejó su proyecto personal y sacó dos discos con Firewind en 2002 y 2003. Dos años después, decide enfocar todo su tiempo en ello. "Luché año a año, me gané a cada fanático, gira tras gira Creo que soy probablemente uno de los últimos en hacer eso que se llama crecimiento y desarrollo como artista ".

De hecho, tuvo una compañía discográfica que más bien fue un acompañamiento a su crecimiento como artista. Con ellos grabó desde el disco Forged by Fire en 2005. "Tengo una buena relación de varios años con los chicos de Century Media. Estuve ahí desde que tengo 21".

Además, el griego es consciente que el panorama ha cambiado para todos. "Soy afortunado porque estuve en los últimos momentos de dicha época. Vendimos la cantidad necesaria de discos para tener el estatus que hoy gozamos. La venta de álbumes ya no significa nada, ya no se gana dinero con eso. Hoy existe el streaming".

"Cuando empecé a hacer discos, ya las épocas estaban cambiando. Habían páginas que compartían música en mp3 y nunca firmé un contrato millonario para un disco. En los 80´s y 90´s había bastante exceso en los presupuestos. Siempre fui un músico que hace todo solo. Edifico desde los cimientos, sin ayuda de algún productor o empresa con una inversión fuerte. Estoy muy orgulloso de ello, ya que un camino largo y difícil. No soy una moda pasajera".

"Habrán inversiones millonarias en estas épocas, pero muchas veces fallan. Es la naturaleza de la industria musical. No se trata de cuántas grandes giras grandes tengas o cuánto marketing tengas. Al final del día, no puedes forzar a las personas que compren un boleto de tu concierto. Debe ser algo que tiene que pasar y crecer orgánicamente".

"Especialmente hoy en día cuando es muy fácil de acceder la música mediante internet. Se ha devaluado bastante. Hoy debes esforzarte hasta cinco veces más para que compren tus composiciones". 

Sin embargo, percepción del futuro es positiva: "sigo creyendo que la buena música existe y siempre la tendrás a tu disposición. Sin duda alguna, habrán artistas apasionados y con mucha hambre de hacer lo suyo y también habrán personas que aman el arte y son potenciales fanáticos".

No olvidemos que Firewind estará de gira por primera vez en Latinoamérica y acá puedes ver todas las fechas confirmadas.





Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.