¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728





Los chicos de OM&M han tenido luces y sombras en este último año y medio, por un lado su tercer disco “Cold World” les ha llevado por medio mundo y los ha posicionado como una de las bandas punteras dentro del metal moderno, esto se personificó cuando llenaron el Brixton Academy de Londres ante más de 5000 fans , no muchas bandas actuales pueden lograr semejante cifra , además lograron convencer a prensa y público de su calidad y tienen entre sus filas a músicos como Corey Taylor de Slipknot , KoRn , Rob Zombie y hasta Dani Filth han confesado ser seguidores del grupo, nada mal para una banda que con su primer disco parecía del montón y hoy está subiendo como la espuma.


Por el contrario los problemas de salud de su (Ahora ex-cantante) cantante Austin Carlile los llevaron a cancelar muchos shows por Europa,Japón y Estados Unidos , Incluso tras el show de Brixton, Austin fue hospitalizado de urgencia en Londres, lo que hizo saltar las alarmas en el seno del grupo y entre los fans del mismo. Al final tuvieron que optar por la opción más dolorosa y el 30 de diciembre de 2016 se anunció su salida de la banda.

Siendo honestos cualquier banda en esta situación se plantearía su separación, pero Of Mice & Men han resurgido de sus cenizas cual ave fénix y ahora como cuarteto entregan su cuarto disco “Defy” con el que pretenden convencernos de que aún tienen mucho que decir.

El disco se abre con “Defy” y es toda una declaración de intenciones combinando las dobles voces de Aaron Pauley , su bajista y cantante de forma más que potente, este tema roza el metal moderno combinado con algo de core y lo cierto es que está muy bien resuelto.

Le sigue “Instincts” que cuenta con un riff inicial potentísimo y donde podemos observar cierta influencia de Slipknot (De la época All Hope Is Gone) y de nuevo la voz de Aaron suena brutal.
Creo que han hecho bien en no buscar un nuevo cantante ya que Aaron combina a la perfección las dos voces,la gutural y la melódica.

“Back To Me” es un corte más melódico al que no le harían ascos bandas como Breaking Benjamin o los Three Days Grace más duros, podría ser single sin ningún problema y nadie se ofendería de ver una canción así de potente sonando en las radios americanas.

“Sunflower” , presenta un riff inicial que curiosamente recuerda al de Tears Don’t Fall de Bullet For My Valentine , aunque el sonido es más moderno y es visible la influencia de bandas como A Perfect Circle o Tool, sobre todo en esa forma melódica de cantar de Aaron , pero lejos de ser unos clonos , la banda suena muy potente , algo que quizás se perdió un poquito en su disco anterior, parece como si estuvieran buscando el equilibrio ideal entre lo melódico y lo metalero.Destacar los screams potentísimos de Aaron en esta canción y el aporte de Alan Ashby a la guitarra y los coros.

“Unbreakable” es uno de los mejores temas del disco y de los más potentes tanto en estructura como en voces, combina las dos facetas de la banda californiana y podría haber encajado en su segundo disco “The Flood”.

“Vertigo” marca el ecuador del disco y continua la línea dibujada desde el principio del disco, quizás esta recuerda un poquito a su disco “Cold World” siendo de las más alternativas del nuevo disco.
“Money” , arranca la segunda parte del disco y nos trae a la memoria bandas como los Escape The Fate más rockeros o los Breaking Benjamin más duros.

Mucho mejor que las dos anteriores,quizás los puntos débiles del disco , suena “How Will You Live” un tema que muestra el lado más metalero de OM&M y que seguro lo querrían para sí mismos bandas como Stone Sour y Bullet For My Valentine, con esa mezcla tan explosiva presentada por la canción.

“Warzone” fue el primer adelanto del disco que pudimos escuchar antes de fin de año y lo cierto es que sigue sonando como un cañonazo tras oírla por milésima vez , Aaron nos muestra su endiablada voz gutural y la combina con delicadas melodías atrapándonos desde el minuto uno.

Y “Forever YDG`n” Parece una hermanita gemela ya que es tanto o más metalera que la anterior y no me explico porque la han dejado para el final del disco,ya que un par de temas más arriba hubiera ganado muchos más puntos.

El disco se cierra con la cara más intimista del combo californiano y es que “If We Were Ghost” es una delicada balada o medio tiempo bastante melancólico y que sirve como final perfecto para el disco y en donde la voz de Aaron suena hermosa en su tono más melódico y es que este chico es de lo mejor que le ha podido pasar a Of Mice & Men en su carrera y este disco es la prueba perfecta que lo confirma.

Hasta aquí es lo que da de sí el disco de OM&M , que repito no es ni mucho menos una obra de arte pero que les sigue manteniendo como una de las bandas a tener en cuenta para un futuro muy cercano, se han repuesto a la salida de Austin del grupo y han entregado un disco que supera a su predecesor, creo que de momento no les podemos perdir más, han cumplido y con creces.

Texto; Lucas Capeluto



Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.