Grandes álbumes han salido a lo largo del 2017, año que recién se acaba de ir. Con la vuelta al ruedo discográfico de muchas bandas históricas de por medio, me resulta difícil y quizás hasta un poco egoísta hacer una selección de tan sólo cinco.
Lo bueno de esta dificultad, es que significa que todo el material que se encuentra sobre la mesa a la hora emitir un voto, es de calidad.  
Bandas legendarias que se revientan una y otra vez, y que siempre tienen un costado que capta la atención de cualquiera que ame este género maravilloso, son las que destaco.
Han sido 12 gloriosos meses para el metal y este es el puñado de discos con los que me quedo del pasado año...


SEPULTURA: “MACHINE MESSIAH”

Me animo a decir que este trabajo es de elite y superó ampliamente las expectativas de más de uno. Un disco pensado y trabajado intensamente por la agrupación sudamericana, que entregó un resultado más que óptimo. Una banda que suena como una banda, tanto en el álbum como en sus presentaciones en vivo. El material, en sí, tiene todo; Melodías impecables, riffs intensos y hasta un instrumental. Arrollador. Me tocó hacer una crítica de su presentación arriba del escenario y, sinceramente, todo fue elogio. Una placa que significó esa dosis de vida que les permitió volver a las grandes giras y festivales mundiales y compartir también cartel con otros titanes del género.


KREATOR: “GODS OF VIOLENCE”

¿Qué decir de este disco? Obviamente, una nueva creación que no falla de estos teutones, dueños y referentes indiscutibles del Thrash Metal. La banda de Mille Petrozza y compañía se despachó, a comienzos del año pasado, con un latigazo de once canciones que vuelan el cerebro de cualquiera. Agresivo, oscuro (por momentos) y violento, musicalmente. El título perfecto para un conjunto de composiciones una mejor que la otra. “Gods Of Violence” muestra una vez más la vigencia de cuatro músicos que no paran de aportarle al metal, ese combustible que mantiene encendida la llama.



DECAPITATED: “ANTICULT”

De lo mejor. Una verdadera obra de arte. A pesar de las vicisitudes judiciales por las que les tocó atravesar a los protagonistas en este último tiempo, que fueron motivo principal de la falta de presentaciones en vivo, este disco se destaca por ser poseedor de una mezcla de tecnicismo, claridad y fuerza. La inclusión de sonidos del tipo arcano, le da un matiz que lo tilda de excelente. De las mejores composiciones de la banda (sino la mejor), a pesar de ser bastante diferente a sus antecesores, en lo musical. Muy Pantera. Una bestia sonora que casi te obliga a escucharlo seguido.



CANNIBAL CORPSE: “RED BEFORE BLACK”

Y acá nos ponemos de pie y nos sacamos el sombrero para recibir a los dioses de lo extremo y su más reciente trabajo. Difícil era entrar al estudio nuevamente y superar la vara del previo, “A Skeletal Domain”. Bueno, lo hicieron. Vaya que vale la pena tener en la batea de casa una copia de este material de lujo. Riffs, solos, blast beats, técnica, voces guturales, agresividad, velocidad, fuerza. ¿Algo más? Esto es Death Metal, señoras y señores. Esto es Cannibal Corpse.



OVERKILL: “THE GRINDING WHEEL”

Hay un dicho que dice “Los últimos serán los primeros” y este bien podría ser el caso de la aplanadora americana de Thrash Metal, Overkill. Extensas composiciones forman parte de esta gran placa editada por el sello Nuclear Blast a comienzos del 2017. Al igual que Kreator y Sepultura, estos monstruos continúan haciendo historia y siguen siendo gran influencia para las bandas que están juntando sus primeras armas para salir a combate. Enormes cambios de ritmo que se suceden a lo largo de cada una de las canciones denotan, entre otras cualidades, la cantidad de estrellas y pulgares arriba que se lleva este disco. “Hay bandas que siempre muestran un nuevo costado y se reinventan”, dije más arriba. Más claro, a echarle agua.



Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.