Saratoga ya había pisado tierras peruanas en 2015 y como dijeron Tete y Dani en la entrevista, tenían altas expectativas de este concierto ya que el recibimiento en el aeropuerto fue uno de los mejores de la gira. El país de los incas no defraudó a los españoles en el concierto y la entrega de ambos fue aún mayor que la última vez.


El reloj ya marcaba las 11:00 pm y ya era el turno de que Saratoga. Alberto Rionda salía por el balcón con la bandera blanquiroja, poniendo ansiosos a los fanáticos, pero a la vez daba una señal que el concierto de sus vidas estaba muy cerca.

Sonó '11901' y captó la atención de los ya impacientes peruanos. Cada miembro de la banda española fue saliendo con su ovación respectiva y al sonar raudamente 'Con mano izquierda', inició la celebración del 15 aniversario del disco "Agotarás".

Entrega fenomenal de Tete
La chispa ya se había encendido con la primera canción, pero con las primeras palabras de Tete la discoteca estalló. "Perú es mi segunda casa. Esto no es un concierto, es una puta fiesta que nos vamos a pegar", manifestaba con fervor el vocalista de 37 años. "Cumplimos 25 años en la puta carretera y faltaba un país... Lima, Perú hoy estamos todos", con esto ya se había llevado la bendición del pueblo. 


Saratoga evidenció que el heavy metal español podía ser brutal con 'A morir' y demostró la conexión íntima que tiene con sus fanáticos. Luego sonaba 'Las puertas del cielo' y aunque Alberto Rionda se dijera que era un novato en la banda, pegó un solo que hizo olvidar a Jero por un momento.

El maestro se unió a Saratoga
Sonaron conocidos temas como 'Oscura la luz', 'Romehuesos' y 'Doblas las campanas' que evidenció todas las horas de ensayo y que su conexión estaba al tope, hasta con Alberto que solo llevaba unos cuantos conciertos con la banda.

Tete desató el descontrol
La intensidad nunca le faltó a este recital pero con el intro de 'Resurección' la sala se descontroló. Tete tomó el riesgo de treparse al cerco de seguridad inestable para estar más cerca de su gente, todos corearon a todo pulmón y se empujaban violentamente para estar más cerca de su ídolo. 


El disco 'Agotarás' había sido tocado completamente, pero eso no significaba el final del concierto. Ni Saratoga que tuvo un itinerario ajustado daba señales de cansancio.  Se venían los clásicos y sonó 'Grita' del primer disco, seguido de 'Perro traidor'. Fueron las más coreadas de la noche, a pesar de ser las canciones con más años. Le tocaba al maestro Alberto Rionda demostrar sus destrezas en la guitarra y reflejó toda su trayectoria con melodías neoclásicas.

Procedieron con el 'Vuelo del halcón' que fue dedicado al grupo de Saratoga Fans Perú por su fanatismo desenfrenado. Niko hizo exhibición de su famoso tapping con su bajo.  Inmediatamente, ejecutó un solo que no hizo más que deslumbrar toda su calidad y su experiencia. Como contaba Tete, 'se le vio con una pasión y una brutalidad bestial que no se ve en músicos que recién inician su carrera'. 

Todo un experto en el bajo

La intensidad no bajó y 'No sufriré jamás por ti' no fue la excepción. Aunque Tete había tenido un rango vocal increíble, en esta canción se pudo apreciar aún más. Con este performance se ganó la ovación y el respeto del público.

Tete pronunciaba que: "el heavy metal peruano no es Saratoga, Avalanch... son ustedes". Dejaba un mensaje claro que nosotros somos la llamada "escena" y que debíamos apoyar a las bandas (nacionales e internacionales) si queremos que siga vivo y habiendo conciertos.
Así sonó 'Como el viento', del nuevo disco. Dani hizo una exhibición estelar de su batería influenciado por el metal extremo al jazz melódico que alternaba sin ninguna dificultad. Se hizo sentir como una canción clásica ya que toda la sala la coreaba e hizo vibrar hasta la última persona. 

Marcando el ritmo del concierto
El concierto había terminado una vez que sonó 'Fear of the dark' y Saratoga dejó con ganas de más, sobre todo del último disco que repasa lo mejor de todas sus épocas. Había terminado una de las dos horas más brutales de los apasionados fanáticos y los españoles habían montado una verdadera fiesta. Desde ya queremos que vuelvan y bienvenidos en Lima, Perú.

Saratoga en acción


Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.