¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728


Los más veteranos en el mundo del metal, esperaban tal oportunidad ya hace un buen tiempo

La cerveza hacía de las suyas mientras la hora del show se acercaba. Difícil era quedarse en un solo lugar, cuando se sabía que la leyenda alemana Rage realizaría un concierto por primera vez en suelo colombiano. Los más veteranos en el mundo del metal, esperaban tal oportunidad ya hace un buen tiempo, así también, los más jóvenes incursionaban para ver a una de las bandas más legendarias del Heavy Metal Alemán.
Mientras el resto del país observaba atento en tiendas, bares y estadios la fecha más importante del fútbol colombiano, y se vestían con camisetas azules y verdes, nosotros los amantes del heavy metal, nos vestíamos todos de negro y esperábamos con ansias poder entrar al auditorio que albergaría un show para no olvidar. Cuando la espera culminó, no se hizo esperar una avalancha sedienta de metal, cuando se entraba al recinto, el rojo predominada como si se hubiesen abierto las puestas mismas del Hades, ya el auditorio se había convertido en una caverna de metal.
De repente, antes de llegar al escenario, subo unas escaleras en forma de espiral que me llevaron junto a los amos del metal alemán, así es, estaban ahí sentados en unas sillas que, aunque normales, las hacían lucir como verdaderos tronos. Sí, estoy hablando de Peavy, Markitos y Lucky, aquellos que representan más de treinta años del más significativo metal, estaban ahí, al frente mío estos tres tipos con presencia forjada por su larga trayectoria, que a pesar de su legendario recorrido, con experiencia en los más importantes shows del mundo, y con más de veinte discos en más de treinta años, no tuvieron ningún problema en recibir con agrado a sus fans, las lágrimas brotaban en algunos al estar tan cerca de una banda de tal magnitud, mientras que Rage firmaba sus discos, vinilos, fotografías y banderas, nosotros apenas podíamos contenernos del asombro, hombres y mujeres que habían esperado la banda casi toda su vida, tuvieron la oportunidad de estrechar la mano con la banda que tanto los había inspirado alrededor de sus años.



Forxa, la banda colombiana encargada de subir al escenario y representar nuestro país, tocó sus mejores canciones con una energía tremenda, sus riffs estremecían al público, mientras la voz agudizaba alcanzando cualquier nota necesaria para una gran presentación. El público, reconocía el talento colombiano, y apoyaba firmemente la banda que fue despedida de la mejor manera. Forxa, había preparado todo de la mejor manera, para que, aunque no se hubiese escuchado la banda antes, el público quisiera asistir a alguno de sus shows en un futuro cercano. Con la fiscalización y aclamada presentación de Forxa, ya faltaba muy poco para el esperado show de Rage.

Esperábamos todos frente al escenario, las ansias se veían en los rostros de los asistentes, tanto, que pareciera que fuesen a estallar. De pronto, las luces se apagan y poco a poco surgen luces rojas de lo más hondo del escenario, mientras, el Intro de Justify sonaba de una manera descomunal, mientras hacia lo alto se podía ver como los gigantescos pasos de tales máquinas de poder se avecinaban, y de repente, estaba en el escenario el legendario tridente teutónico, los sonidos de la guitarra aniquilaban al público demente, la batería detonaba como una máquina para matar, los bajos paralizaban y detenían el corazón, y la voz se esforzaba tanto como alguien cuando lucha por su trágica vida.


La respuesta del demente público colombiano emocionaba tanto a la banda que no dejaba de sonreír, entre ellos, se miraban mientras sus gestos suponían una noche victoriosa y aunque no estábamos precisamente en Wacken, el poder del público y la banda parecían de una dimensión distinta, ya no estábamos en un establecimiento cualquiera, porque éste último se había convertido en un completo campo de batalla, y mientras la banda interpretaba Sent by the devil, la locura parecía jamás terminar.
Rage, había preparado un gran Set List, que recorría canciones creadas en 1995 del álbum Black in Mind, hasta su más reciente álbum Seasons of the Black de 2017. Además, tocaron clásicos como Solitary Man y Don’t fear the Winter, y por supuesto, la encarnación de Dio a través de la gran voz de Markitos para la interpretación de Holy Diver, mezclándose esta última con el single Higher tan the sky a través de la aniquiladora voz de Peavy.
De esta manera, coreando todo el público Higher tan the sky y sintiéndose de esta manera, la legendaria banda se iba despidiendo, no sin antes expresar sus ansias de volver pronto. Esto último, refleja de gran manera un detalle, que como la mayoría, expresa una gran importancia... Tal detalle, es que la escena del Heavy Metal sigue latiendo con fuerza, y no de cualquier manera, sino como los mismo Rage, de la forma más legendaria.
Afuera ya del auditorio, estábamos todos con una cerveza hablando del tremendo show que acabábamos de presenciar, y de la clara posibilidad de volverlos a ver en alguna oportunidad. Aún con el asombro que parecía no terminarse nunca, como si se hubiese vivido dentro un gran sueño, todo se fue desvaneciendo hasta dejar un lugar normal como cualquier otro, pero cada uno de nosotros, recordará tal día y tal show como uno de los mejores de sus vidas. Gracias Rage.

“Una experiencia absolutamente increíble en Colombia! Gracias al equipo de EQ Studio
por unos días tan increíbles en Bogotá! Rageheads gracias!!! Vamos a regresar!!!” (Rage en su
página oficial de Facebook)

Set List:
01. Justify
02. Sent by the Devil
03. From the Cradle to the Grave
04. My Way
05. Nevermore
06. Seasons of the Black
07. Deep in the Blackest Hole
08. End of the all Days
09. Turn the Page
10. Straight to Hell
11. Great Old Ones
12. Price of War
13. Blackened Karma
14. Solitary Man
15. Don’t Fear the Winter
16. Higher than the Sky & Holy Diver (Dio)

Crònica por: Wilmer Hernandez
Fotos por: Janis Elizabeth

La galeria completa del show de Rage en Colombia, la puedes encontrar en nuestra página de Facebook, solo da click aquí


Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.