Foto: difusión

Aunque el heavy metal dominaba el mundo en los 80s, los excesos conllevaron al ocaso de esta buena época y las disqueras pasaban la posta a otra generación llamada grunge en los 90s. 


De esta manera, nació pelea absurda entre metalero y los defensores de Kurt Cobain (a quien hoy le hubiésemos deseado unos felices 51 años) y compañía. Los metaleros también discuten entre ellos y no de una manera amigable. Esto hace pensar que los fanáticos de la música pesada y los trolls son los verdaderos problemas.

Eric Peterson, guitarrista de Testament, opina similar respecto al triunfo del grunge. "Fue genial. El trash se estaba convirtiendo en una música para posers y gente falsa. Siempre nos burlábamos de la gente que quería pertenecer a una banda de rock solo por tener chicas. El trash estaba en esa dirección".

Pero, Eric es consciente de su situación. "Hasta nosotros nos héchabamos laca o nos pintábamos un mechón. Hacíamos esa mierd*. La explosión del grunge debilitó al metal y muchas bandas cambiaban su estilo usando la ropa moda y el sonido novedoso llamado alternativo".

"Bandas como Slayer, Testament, Exodus y más se opusieron. Nunca cambiaron su estilo. Fue una etapa muy difícil porque la venta de discos y el mercado se redujo. Sabíamos que iba ser algo pasajero, así que nos mantuvimos fiel a nuestro estilo".

En cuanto a la venta de discos, esta es su opinión: "en esa época las bandas sintieron el bajón. Habían unos cientos de millones de fanáticos que compraban discos de Metallica, ahora son como un millón. Para nosotros, el panorama no ha cambiado mucho vendíamos tal vez 3 o cuatrocientos mil. Ahora es como cien mil o menos. El problema fue para las bandas grandes".



Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.