¿Tienes algo que contar? Agréganos a nuestro Whatsapp +51925660728


Foto: difusión

Metallica lleva más de 35 años haciendo heavy metal por todo el mundo y contó anécdotas inolvidables que vivieron en las carreteras a lo largo de su trayectoria.



Kirk: Esto es un recuerdo grato de la era de Ride the Lightning. En la gira no teníamos tiempo ni el dinero a ir a la lavandería. Me duchaba con las medias puestas. Todo lo que tenía que hacer era echarme champú en el cabello y todo lo que iba para abajo era el jabón para dicha prenda. Lo ponía a hace y al día siguiente tenía qué ponerme.  

Lars: Lo que se me viene a la mente es el tour de '... And justice for all' en 1988. Abríamos para Iron Maiden en San Sebastián, al norte de España. Dimos una conferencia de prensa en Inglaterra y yo me quedé atrapado en el tráfico. No pude abordar el avión, así que fui solo para San Sebastián. Recuerden que era una época que no habían celulares ni Internet. Volé a Madrid y llegué en la media noche. Todavía había una distancia de 400km. Adivinen lo que hice: tomé un taxi. El vehículo era uno de esos pequeños coches españoles. El conductor tenía como 90 y le dije que si podía llevarme a San Sebastián. Me vio y condujo unas 6 horas. No tengo ni la menor idea de cómo soporté el viaje, pero vivo para contarlo.

Robert: Mi historia se remonta a 1991 y tiene que ver con Ozzy. Estuve en gira con una banda que se llama The Infectious Groove en el Theatre of Madness Tour como teloneros de Ozzy. Fue en Austin, Texas y fue muy aterrador. Todos estaban ansiosos por ver al 'príncipe de las tinieblas' y el local estaba temblaba. Tocamos el show con las justas y luego estábamos en el back stage husmeando. Estaba muy oscuro y habían bastantes cables. Tropecé con ellos y golpeé el monitor principal. Todo pasó en cámara lenta. Se apagaron las luces justo cuando Ozzy estaba saltando en el escenario. Me hice el loco y fui a comer. Me llamó el mánager de Ozzy y me preguntó si yo causé el desastre. Le dije sí, estuve muy avergonzado. Fue muy genial al decirme que tenía suerte ya que Ozzy creyó que todo la energía en Texas se vino abajo. Nunca más lo hagas.
James: Y luego terminaste trabajando para...
Robert: Sí para él, pero nunca le confesé

James: Tengo varias pero la más graciosa es... Estábamos de gira con Metal Church a finales de los ochentas. Era invierno en algún lugar, probablemente Canadá. Éramos muy buenos amigos y girábamos juntos. Nevó bastante y la pista estaba congelada. Así que estábamos prohibidos de salir. Estuvimos sentados en el bus. Teníamos reservas de cervezas para 4 horas más o para 6 personas. Afuera hacía bastante frío, pero hicimos una competencia de quién lograba llegar más lejos con la orina.
Kirk: Se olvidaron de que hacía -10°C.   



Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.