En los últimos años nos hemos topado con artículos que demostraban que escuchar metal "te tranquiliza" o que te hace ser "más positivo y feliz". Bueno, ahora se suma un nuevo estudio a la lista, el cual señala que "el metal es bueno para la salud mental" y que nos ayuda a combatir el estrés.

Según un nuevo estudio realizado por los psicólogos australianos Paula Rowe y Bernard Guerin titulado "Contextualizando la salud mental de los jóvenes metaleros: una comunidad para la protección social, la identidad y el empoderamiento musical", y publicado en el Journal of Community Psychology hace un par de semanas, hay evidencia de que el metal es realmente beneficioso para la salud mental de sus jóvenes admiradores.


En el Journal of Community Psychology, los psicólogos australianos dicen que el metal tiene una influencia positiva entre los jóvenes de 18 y 24 años. Los investigadores dicen que el metal ayuda a proteger a los fanáticos del estrés y de los agresores:

"La identidad metalera está representada popularmente como un mal que conduce a problemas de salud mental, pero con pruebas erróneas. Documentamos los contextos de la comunidad en torno al metal y el bienestar hablando directamente con los jóvenes metaleros. Participamos en conversaciones informales, en reiteradas ocasiones, con 28 jóvenes australianos que se identificaron fuertemente con el metal (de 18-24 años, 5 mujeres y 23 hombres), y se descubrió que la identidad metalera y su comunidad los protegían de los problemas de salud mental", señala una parte del estudio realizado.

En resumen. De acuerdo con los investigadores, gran parte de los jóvenes que participaron en el estudio revelaron que fueron marginados e intimados en la escuela y empezaron a disfrutar del metal a través de su enojo. Asimismo, ellos señalaron que encontraron un refugio en la comunidad metalera y que esto los ayudó más adelante para poder lidiar contra sus compañeros violentos (denominados "bullies").

La identidad metalera, como señala el estudio, ayudó a los jóvenes a sobrevivir al estrés de ambientes desafiantes. El sentirse parte de una comunidad fuerte, permitió a los jóvenes a mantener una salud mental sana.





Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.