Foto: difusión


Hace un siglo estaba de moda la música country, clásica y el folclore, lo que probablemente escuchaban tus bisabuelos. No existía ni el Internet, la tv y la radio era muy caro, por lo que todos se reunían en la plaza de la ciudad para escuchar las transmisiones.




El equipo original utilizado es del estudio de Thomas Alva Edison y se construyó en la primera década del S XIX.

Las vibraciones que producen los instrumentos y las voces entran por la corneta principal y unas agujas van registrando esas notas en una cera. No está de más decir que está en mono y este aparato nunca ha escuchado algo más ruidoso que el metal.

El equipo tuvo problemas al grabar dos guitarras acústicas y se escuchaba el ruido ambiental, probablemente el sonido que produce la misma máquina de grabación. El resultado con el metal es un mundo desconocido, muy interesante y solo capta lo primordial de cada instrumento. 

Se parece a una banda de country distorsionada y agresiva. No habrían sorpresas si es que ese tipo de músicos hubiesen existido en esa época. Pero, de hecho, todos saldrían corriendo del recital y tendrían más de una pesadilla.





Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.