Llegó la hora de desempolvar un viejo disco en vivo, el cual no es muy popularmente conocido como lo es Live At Wembley de Queen, The Song Remains the Same de Led Zeppelin, o Made In Japan en caso de los mismos Deep Purple. Sin embargo, Burning Japan Live merece el debido reconocimiento de todo seguidor del rock británico, puesto que logró capturar en directo a un tremendo cantante en uno de los mejores momentos de su carrera.
En los años noventa, Glenn Hughes (ex Trapeeze y Deep Purple) volvería a los escenarios luego de superar un período de excesos en la década de los 80. Para el año 1994, el cantante y bajista británico lanzaría su primer álbum en vivo como solista, uno de los mejores de su vasta trayectoria como músico. Dicho registro deja en claro que Glenn es un hombre que sabe muy bien cómo dar un buen espectáculo de rock.
En esta instancia, Hughes dejó de lado el bajo para encargarse libremente de la voz principal, lo cual suele generar más libertad a los vocalistas. Su banda de apoyo contó con músicos suecos, estos fueron Thomas Larsson y Eric Bojfeldt (guitarras), junto a los miembros de Europe John Levén (bajo), Ian Haugland (batería), y Mic Michaeli (teclados).
El show se inicia con nada más y nada menos que “Burn”, si hay una definición de “lanzarse con todo”, de seguro debe ser empezar con este incombustible clásico del hard rock, contando con unos alaridos agudos de potencia poco común del propio Glenn, y una instrumentación que cumple su rol a cabalidad. La voz de Hughes culmina la primera canción con uno de sus extremos agudos para continuar sin pausas para lo que sería “The Liar”, tema proveniente de su álbum solista titulado “From Now On…” de 1994.
Luego de saludar a su público asiático, Glenn presenta “Muscle and Blood”, que compuso junto a su amigo y colega Pat Thrall (ex guitarrista de Asia y Pat Travers Band). Su presentación contiene esta sección de intensidad más relajada donde se interpretan canciones compuestas por el vocalista inglés para su último disco en ese entonces, estas son “Lay My Body Down”, la homónima “From Now on…”, y una potente interpretación de “Into the Void” (no confundir con la canción de Black Sabbath del mismo nombre).
Glenn toma los teclados por única vez en su concierto para tocar y cantar una corta pero emotiva canción titulada “Still in Love With You”. Acto seguido, se hace presente “Coast to Coast”, una pieza de Trapeze, banda en la que Hughes dio sus primeros pasos como músico. La versión de este tema, publicado originalmente en 1972, es un poco más extendida que la original, dando rienda suelta al descomunal registro del cantante.
Un momento muy emotivo llegaría cuando el frontman dedica “This Time Around” al guitarrista Tommy Bolin quien fue su gran amigo y colega hasta su lamentable fallecimiento en 1976. Tal y como sucede en el álbum Come Taste The Band (1975), la pieza es sucedida por la instrumental “Owed to G”, este corte permite un mayor protagonismo a los músicos de apoyo que interpretaban la canción de una manera bastante fiel a la versión de 1975.
En cierta medida, el homenaje a Bolin continúa de un modo más enérgico con “Gettin’ Tighter” y el lado más funk de Hughes quien no decae en su sublime performance vocal, para luego seguir con “You Keep on Moving”, la cual le deja interactuar un poco más con los presentes al repetir el memorable estribillo una y otra vez.
La recta final se acerca con “Lady Double Dealer”, tema que por lo general es poco usual oírlo en vivo, el cual marca uno de los puntos más altos de aquella noche en Japón. Luego de esto, una potente versión de “I Got Your Number” permite la presencia del repertorio de Hughes/Thrall por última vez en la jornada. Y para finalizar suena “Stormbringer”, el clásico que le da nombre al noveno disco de Deep Purple publicado en 1974, es un tema que no podía faltar en una presentación en que el cantante británico repasaba lo mejor de su carrera.
En conclusión, Burning Japan Live es un registro en vivo que vale la pena escuchar de principio a fin, debido a su gran calidad sonora, una performance vocal espléndida por parte de Glenn Hughes, y una banda de apoyo que supo cumplir su papel de manera brillante. Además, cuenta con una lista de canciones que repasan más de 20 años de carrera de un músico que ha dedicado gran parte de su vida al hard rock.
Por Iván "Tofo" Bertolotto



Show en Chile
En el caso de los porteños, 14 de abril,  el evento se trasladará al Ele Bar donde los fanáticos podrán adquirir los tickets a un precio de entrada general ($25.000 pesos) y quienes hayan comprado los boletos VIP y Platea pueden entrar con un acompañante (ticket valido para dos personas).

En el caso de Santiago, 12 de abril, la reunión está pactada en el Club Chocolate y los precios bajarán al igual que en Valparaíso. Sin embargo, quienes hayan adquirido sus entradas al valor anterior pueden ingresar con un acompañante (ticket valido para dos personas)




Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.