El pasado martes 06 de marzo, FIREWIND se presentó por primera vez en Argentina y nos dejó boquiabiertos luego de un excelente show donde su líder, Gus G, desplegó toda su magia con la guitarra y sació la sed de metal de sus fans. La banda nos trajo en vivo su último disco, “Immortals” (2017), además de hacer un repaso de sus clásicos en una noche cargada de sorpresas, siendo WATCHMEN y HELKER las bandas invitadas para calentar los motores.

Faltando 4 minutos para las 20hs., WATCHMEN puso primera y arrancó la noche con Take Me Higher, un tema del disco lanzado en 2006 que lleva el mismo nombre que la agrupación, destacándose la poderosa voz de Ivan Sención pese a que el sonido no acompañó durante la jornada. Luego, los muchachos continuaron con Not Enough, seguido de Holy Ground y Adrenaline. La banda se originó en Buenos Aires en el año 2003 y además de Iván, está formada por Emmanuel López en guitarra, Leo Palmieri en teclado, Sebastián Igino en batería y John Paul en bajo.  Cerca del final, WATCHMEN siguió con Closer, On The Road y finalizó su show con Time is Over, llevándose varios aplausos por parte del público.

A las 20:45hs. fue el turno de HELKER, que pisó fuerte el escenario con Golpe por Golpe, un tema de su último disco “Alma de Fuego” que fue lanzado el año pasado y cuenta también con una versión en inglés. Luego del fenomenal arranque, la banda formada por Mariano Ríos en guitarra, Aaron Briglia en voz, Christian Abarca en bajo, Leo Aristu en guitarra y Hernán Coronel en batería, continuó con el clásico Falsos Profetas, temazo conocido y cantado por todos los presentes que acompañaron en la voz al vocalista, quien se unió a la banda en Junio del año pasado. Después, continuaron rockeando con Por La Eternidad e invitaron al público al show que darán el 17 de marzo en La Trastienda, donde presentarán su nuevo disco. También, hicieron un repaso de clásicos como Viento y Fuego, seguido de Dónde estarás y finalizaron un gran show con el temazo Redención, que obtuvo una ola de aplausos.

A eso de las 21:45hs., las luces se apagaron y comenzó a sonar la intro de Ode to Leonidas, primer tema con el que FIREWIND sorprendió a sus fans argentinos en su primera visita al país. Gus G descargó toda su artillería con la guitarra y nos voló la cabeza al presentar su último disco, “Immortals”, el cual fue lanzado en enero del 2017 y marcó un punto de inflexión para la banda ya que estrenó vocalista, el alemán Henning Basse (ex Metalium).

Sin descanso, la velada siguió con We Defy y, en el medio de éste, Henning saludó al público: “¡Mis bellezas… buenas noches, Buenos Aires! Mejor que mantengan la cabeza en alto” exclamó el alemán en inglés dando el pie para continuar con el clásico Head Up High del disco “Premonition” (2008).  Al finalizar, Johan Nunez comenzó a darle con furia a la batería para dar lugar al tema Few Against Many, un pesado clásico del disco del 2012 que lleva el mismo nombre que la canción. 

Luego de un gran comienzo, continuaron la jornada con el increíble tema Between Heaven and Hell, seguido de World on Fire, un temazo con el que la gente saltaba y en el que Henning Basse se destacó por su poderosa voz pese a que, como dijimos anteriormente, el sonido del micrófono se escuchaba bastante bajo y poco claro.  Manteniendo la línea de fuego, FIREWIND procedió con The Fire and the Fury, un clásico de su primer disco lanzado en 2003 titulado “Burning Earth”, seguido de Hands of Time, destacándose el bajista Petros Christo, que hasta el momento había tenido poca interacción con el público en general. Al finalizar este, Gus G agradeció los aplausos y comentó al público: “Tocar en Argentina es un sueño hecho realidad, hace años que queríamos hacerlo. Es realmente un honor tocar para ustedes” y nos regaló un “muchas gracias” en español.

Después, el grupo continuó con War of Ages, seguido de un implacable solo de teclado donde el griego Bob Katsionis se lució e interpretó el clásico de Johann Sebastian Bach “Tocata y fuga en D menor”, llevándose una avalancha de aplausos.  Luego de esta magia, siguieron con la power ballad Lady of the 1000 Sorrows y Mercenary Man. Al terminar este tema, el público los aplaudió con ganas y le regaló a la banda el clásico cántico “Olé-Olé”, el cual fue acompañado por la viola de Gus G y la batería de Johan Nunez, destacándose la cara de sorpresa de Henning, quien entre risas no podía creer esta costumbre argentina.

A las 22:45, mientras el final comenzaba a asomarse, la banda nos regaló Tyranny y I Am The Anger, abandonando el escenario al terminar este último y simulando el cierre de la jornada. Pero, a los pocos minutos, los integrantes regresaron de a uno al escenario para sorprendernos con Live and Die By The Sword y un final verdaderamente increíble: Gus G se bajó del escenario para cerrar el show tocando entre sus fans el clásico Falling To Pieces. La gente no podía creer lo que estaba presenciando: tener tan cerca un groso como Gus descargando todo su poder en la guitarra. Fue un momento verdaderamente surrealista.


En definitiva, FIREWIND brilló en su primera visita a la Argentina con un show que duró poco más de una hora pero que fue tiempo suficiente para volarnos la cabeza, presentando su último disco de estudio que lleva el nombre de “Immortals”, un álbum conceptual acerca de la historia de Grecia (país de origen de la banda) donde podemos encontrar referencias del Rey Leónidas y las batallas de Termópilas y Salamina, entre otras. A su vez, los griegos hicieron un viaje al pasado y recopilaron éxitos de sus anteriores discos en un tremendo show donde Gus G desplegó toda su técnica y virtuosidad en la guitarra, además de haberse animado a bajar del escenario para tener un contacto más íntimo con sus fans, quedando demostrado por qué es uno de los mejores. La banda se despidió del público argentino con la promesa de que volvería al país, por lo tanto, si esta vez te lo perdiste… ¡pronto vas a tener una segunda oportunidad de verlos en vivo! 

CrónicaAgostina Barbenza


¡No te pierdas la fotogalería del evento!



Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.