El es "príncipe de las tinieblas" y el "Padrino del Metal", Ozzy Osbourne no necesita mucha presentación para los fanáticos del metal. Es una de las voces más potentes del Heavy Metal (históricamente) y un cantante que ha superado una serie de dificultades que la vida le ha puesto.


De una familia muy humilde y con una historia de vida difícil, el joven Ozzy busco un lugar en la sociedad donde encajar, y si bien no fue un camino fácil, bajo el lema de "Ozzy Zigg seeks a gig", logró llegar a las manos de Tony Iommi y Geezer Butler.


Si bien Black Sabbath fue su era dorada, el éxito y los excesos poco a poco fueron consumiendo a la banda, siendo la gran víctima Ozzy. Si bien él ya poseía un prontuario en prisión, las drogas comenzaron a deteriorar su calidad de artista .


Si bien toda la banda caía en un pozo, el único que no podía salir fue Ozzy y todo terminó con su expulsión de Black Sabbath, quedando sólo y fuera del circuito musical.


La vida musical de Ozzy parecía terminada, debido a que con su historial nadie quería arriesgarse a trabajar con él, pero Sharon Arden (quien luego sería Sharon Osbourne) fue quien vio en Ozzy no sólo su futuro amor, sino que también pensaba que aún había mucho que ofrecer.


Sharon, gracias a la empresa de su padre, logró convencer a Ozzy de que debía volver y renovado, donde en diversas entrevista ha contado como ayudó al cantante a levantarse. Un proceso largo y que incluyó desde llevarlo a terapia para dejar las drogas hasta el levantarlo a lavarse el pelo.


El amor de Sharon fue lo que levanto a Ozzy y de mano de una prometedora banda fue que en 1980 llegó el comienzo de la carrera solista de él con "Blizzard Of Ozz". Este era el regreso soñado, el regreso prometido y había que dejarlo en claro, fue por eso que para el próximo año se planifico una ceremonia para hacer símbolo de este renacer.


La idea era mostrar este nuevo Ozzy que había arreglado su vida fuera del "Crazy Train" del que hablaba, pero la ceremonia no salió como se esperaba.


El evento fue en marzo del 1981 y la ceremonia de blanco que prometía llamar la atención de mucha gente en el mundo de la música terminó en un caos. ¿Cuál fue el motivo? pues simplemente fue una acción de Ozzy, que aún no hay un verecdicto claro del porqué, pero que terminó con parte de la ceremonia roja.


La idea era liberar unas palomas blancas como símbolo de este nuevo Ozzy, donde una llegó a regazo y él, por diversos motivos, no encontró nada mejor que tomar a la paloma y arrancarle la cabeza con los dientes. Muchos pueden haber dicho que esto sería un mito o una de las tantas leyendas que rodean a Ozzy, pero no, todo quedó fotografiado.


Así fue el "Renacer" de Ozzy Osbourne para hacer notar su cambio en su carrera solista.... la verdad es difícil saber que ha cambiado en todos estos años, pero los fanáticos no querían a Ozzy si no fuese por situaciones como esta.




Show en Chile
El evento está agendado para este 8 de mayo en la Pista Atlética del Estadio Nacional. Las entradas ya están disponibles a través del sistema Ticketek.



Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.