Año 1992, Sinister, luego de haber lanzado numerosos trabajos con pequeños sellos, algunos de ellos lanzados incluso de manera independiente, logró por fin captar la atención de la (entonces) respetada Nuclear Blast, con quienes nos trajeron desde las profundidades del averno esta magna obra: “Cross The Styx”.

https://www.metal-archives.com/images/2/6/5/2/2652.jpg?1121El disco comienza, y nos reciben gritos de almas condenadas, sonidos de cadenas y una atmósfera siniestra e infernal, seguidos de una breve intro estilo dungeon synth, algo bastante osado para la época, al menos para un álbum de death metal (Esto suele ser mucho más ligado a la escena del black metal posterior, con bandas como Summoning usando esa clase de recursos de manera más constante).

Esa breve intro, de nombre “Carnificina Scelesta”, nos deja de lleno con el riff de la intro de “Perennial Mourning”, una tremenda apología a la muerte en todos sus sentidos, que deja claro desde el primer momento el tono terrorífico del death metal de Sinister.
Dentro de todo, este no es un disco que pueda considerarse excesivamente rápido (al menos para el oído acostumbrado al death metal), sin embargo, las guitarras hacen el 70% del trabajo del disco, machacando las cuerdas con riffs excelentemente ejecutados.

“Sacramental Carnage”. Una canción de 3 minutos que cada 10 segundos (más o menos, no se pongan exigentes) te barre la cara con un cambio tras otro. Una delicia.

El álbum continúa y comienza a sonar la estruendosa “Doomed”. A este punto, en ocasiones da la impresión que el disco llevara muchísimo rato sonando, pero no, es sólo la intensidad y los bruscos cambios de ritmo que Sinister logró plasmar de manera sobrecogedora en esta putrefacta obra, y hablando de cambios de ritmo, “Spiritual Immolation” frena todo la rabia desbordada de su pista antecesora, la mastica, la revuelve, se la aguanta, y de un momento a otro la vomita de vuelta en tu cara, en lo que, a mi parecer, es uno de los puntos altos (altísimos) de este trabajo de los deathmetaleros holandeses.
El sexto track, es el homónimo del álbum, “Cross The Styx”, el cual, a decir verdad, decepciona un poco a mi parecer como nombre para el disco, si bien no es un mal tema, es un poco más flojo que el resto, al menos a mi parecer. Eso sí, todo retoma su rumbo con “Compulsory Resignation”, que te revienta la tapa de los sesos y usa tu cráneo para jugar a la payaya en el infierno. Situación que se repite con la tenebrosa “Corridors To The Abyss”.

“Putrefying Remains” es de esos temas que hacen que me den ganas de patear cosas y pegarle a niños pequeños mientras alabo al cola de flecha. Un pasaje brutal tras otro, definitivamente otro de los puntos altos. Llegado el minuto 30, es momento de un breve descanso con la intro de “Epoch Of Denial”, que tras un rato te manda encima una barrida de blast beats.

Recién llegando al final, con “Perpetual Damnation” se comienza a ver un Sinister que coquetea un poco más con matices un poco más cercanos al thrash, obviamente, sin dejar de lado la raíz de death metal descarnado que ha estado presente durante todo el disco para luego dejarnos en brazos del outro, otra breve pieza de dungeon synth, que quizás queda un poco sobrando tras la masacre ocurrida durante los últimos casi 40 minutos de duración del álbum. (Pero que personalmente agradezco, ya que me encanta el dungeon synth).

No tengo mucho más que decir respecto a esto, estamos hablando del primer trabajo de larga duración de uno de los pesos pesados del death metal holandés, una verdadera clase de cómo hacer sonar algo como tarro sin perder la velocidad ni la técnica, pero sin que esto afecte al peso del álbum. Una obra recomendada tanto para conocedores como para iniciados, pilar de lo que fue formándose a posteriori. Dicho esto, me despido.

Reseña por Kurt Norenbergs.

Show en Chile junto a Pestilence
La reunión será este sábado 31 de marzo en el Club Blondie desde las 19:00hrs. Las entradas ya están disponibles en tiendas The Knife, Rock Music, Voz Propia (Portal Lyon), Templo, Sick Bangers y Morbid Metal Store.

Precios:
Preventa: $25.000
Día del Show: $30.000



Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.