Veinte años no es casi nada. Así lo demuestra Firewind con una frescura innegable en su último trabajo de estudio, que lleva por nombre ‘’Immortals’’. Disco conceptual, basado en antiguas batallas griegas durante la segunda invasión Persa, allá por el año 480 después de Cristo. Un proyecto que quedó congelado desde que Gus G, guitarrista y fundador del grupo comenzó su periplo musical junto a Ozzy Osbourne y que, finalmente, salió a la luz en 2017.
El disco comienza de la mejor manera con ‘Hands Of Time’, con armonías apenas iniciado el tema. Power Metal pegadizo a la vena, directo y que deja con ganas de escucharlo más veces. La voz poderosa de Henning Basse, quien retornó el 2015 al conjunto griego, se complementa de sobre manera junto a los arreglos musicales de gran complejidad. Tremendos solos de Katsionis y Gus G que dan paso a una de las mejores canciones del estilo que han sido compuestas en los últimos años. Con un inicio así, las expectativas son grandísimas para el resto de un trabajo que no dura más de cincuenta minutos en su totalidad, continuando con ‘We Defy’, un mid tempo más pesado que el track anterior, con mucha fuerza gracias al constante doble bombo de Johan Nunez que pareciera trabajar más que desde su llegada en 2011 a la banda.
Gran parte del mérito de ‘’Immortals’’, se lo lleva su instrumento. La siguiente en sonar es ‘Ode To Leonidas’, con un inicio acústico y Basse más oscuro que nunca. Un coro épico, que en arenas o donde sea ejecutado debe de destrozar las murallas, mientras que los intrincados solos de Gus G contrastan de manera brillante con el trabajo incesante de Bob Katsionis en el teclado. Seis minutos que dejan pegado al techo a cualquiera que escuche semejante corte.
La intensidad no baja en ningún momento y la siguiente ‘Back on The Throne’ (con un teclado casi ochentero en la intro) es la prueba de ello. Un poco más arrastrada y emotiva en comparación a lo que venía sonando, hasta el clímax donde Gus se desata nuevamente dando paso a un final lleno de fuerza. ‘Live and Die by The Sword’, donde otra vez aparecen las guitarras acústicas acompañadas de un bajo por primera vez más protagonista en lo que va del disco. Por más desapercibido que pase en momentos, Petros Christo comanda el complicado ritmo de cada tema magistralmente.
Llegando a la segunda mitad del álbum nos encontramos con ‘Wars of Ages’, mucho más ganchera que las anteriores pero con una batería machacante que no se detiene. El teclado y el ritmo recuerdan mucho a los últimos trabajos de Stratovarius, lo que le da un toque de familiaridad entrañable y quedas con la idea de haberlo escuchado mil veces antes y que no necesita más de cuatro minutos para volverse en una de las favoritas instantáneas de los fans.
La calma del disco la pone la dama de los mil sufrimientos, ‘Lady of 1000 Sorrows’, mucho más emotiva y tranquila que todo el resto del disco, con un Henning más compenetrado que nunca conforme avanza el tema, con poca distorsión y arpegios que dan esa sensación de tristeza inmediata. Un corte necesario quizás para darle un equilibrio al disco dentro de toda la locura e intensidad que entrega su sucesor, ‘Immortals’. Dos minutos para el instrumental que le da nombre a la placa, con cada uno de los músicos entregando lo mejor de sí en un tema frenético que da paso a ‘Warriors And Saints’, que contiene la misma pasión que su predecesor, esta vez con Basse también demostrando por qué es uno de los mejores vocalistas de Power Metal de esta década. Un riff endemoniado que, con la compañía de un incansable Nunez en la batería se convierte en una de las tantas joyas escondidas que trae este trabajo.
El disco baja su cortina con ‘Rise From The Ashes’: un verso más tranquilo y emotivo pero no al nivel de ‘Lady of…’, puesto que asciende enseguida con un coro poderoso y que levanta a cualquiera desde las cenizas. Una armonía entre Gus G y Katsionis que dan cierre a uno de los mejores discos del género que este cronista ha tenido el honor de escuchar en el último tiempo. Además de subvalorados y extremadamente talentosos, Firewind se da el tiempo de enseñarnos la historia de las batallas griegas de Termópilas y Salamina con un toque de identidad propia notable. Así que no queda otra cosa por hacer que darles una oportunidad, tremenda banda, gran disco y con un futuro promisorio.
Reseña de Samuel Víctor Acevedo


Show en Chile

La reunión se realizará este 9 de marzo en el Club Blondie a las 19:00hrs. Las entradas ya están a la venta a través del sistema Qwantic y sin recargo en tiendas The Knife y Rock Music.

Precios:
$25.000 - primeras 200
$30.000 - Entrada General





Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.