Foto: difusión


El disco empieza con un riff lleno de pura vida de parte de Alex Lifeson. El potente grito de Geddy Lee marca el debut de una banda hambrienta de hacer rocanroll en 1974. Lo acompaña un contundente bajo y una batería cronometrada de John Rutsey, no sabemos si estamos escuchando a Led Zeppelin, Cream o Rush. 


Los británicos inspiraron a los canadienses, por supuesto. Al decir verdad, fue una oda a la música creada por el fabuloso Jimmy Page que gracias al de arriba, sigue todavía lúcido.




"Acelera inmediatamente y maneja un sonido crujiente. Pero faltó un espíritu combativo  y refinar un toque más los arreglos", es la dura opinión que recibió de Ottawa Citizen uno de la ciudad natal de Rush.

Greg Prato de All Music aseguró que el disco era más débil a comparación de los posteriores trabajos "Hemispheres" (1978) y "Moving Pictures" (1981) ya que no estaba el baterista Neil Peart. Fue un insensible y un ignorante por no saber que John Rutsey abandonó el sueño de ser una estrella de rock antes que se estrene el tan ansiado disco debut por una maldita diabetes. All Music coincidió con la revista Rolling Stone y la calificó como aceptable con 2 estrellas de 5.


Lo que no vieron los críticos es que Rush alquilaba una sala de estudios de madrugada para poder costear sus gastos, puesto que  a esa hora había una tarifa especial. Se dice que hasta Queen hacía lo mismo en sus primeros discos. 


No contentos con esto, la banda liderada por Geddy Lee estaba obsesionado por mejorar la calidad de sonido. Así que el mánager Ray Danniels tomó la decisión de poner un adicional de $9000 para que el productor Terry Brown meta magia, como cuando lo hizo con los mismísimos Jimi Hendrix  y The Who. 


Ese fue el secreto de este disco para que sea criticado por los expertos. La opinión de los líderes de opinión importa, no tienen la voz absoluta. Eso lo tienen los verdaderos fanáticos. Sin embargo, Rush nos ha dejado un gran clásico que aperturó una increíble carrera musical que hoy, luego de 44 años está llegando al ocaso.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.