Foto: difusión

Hablar de Helloween es hablar de los pioneros del power metal. En 1985, lanzaron su disco debut "Walls of Jericho" que ya no era speed metal, tenía más melodías de lo normal y hasta incluso utilizaron el moderno sintetizador E-mu Emulator II. La banda alemana siguió su curso hasta que en 2002 anunciaron a un guitarrista relativamente desconocido, Sascha Gerstner.


Gerstner nació el 2 de abril de 1977 en Stuttgart, Alemania, pero crecería en Nuremberg. Comenzó con el piano a los 6 años y a los 13, influenciado por Michael Schenker, Peter Gabriel, Chicago y Journey se decidió por la guitarra. Cuatro años después tenía su primer trabajo como músico de sesión.

En 1996 entra a un grupo de covers en donde conoció a sus futuros compañeros de Freedom Call, banda a la que se unió en 1998 en donde grabó dos discos de estudio y saldría de gira a Europa. En 2001 renunciaría a su puesto para fundar un estudio de grabación y componer canciones para artistas jóvenes. No sería hasta 2003 que captó la atención del productor de Helloween, Charlie Bauerfeind y, tras una prueba con Michael Weikath logró ser su compañero de cuerdas.


Ya con 15 años en la banda y 6 álbumes de estudio, Sascha mantiene una buena química con Weikath y se mantiene como el guitarrista más longevo de Helloween. A finales 2016, fue incluido para la ansiada reunión de la alineación clásica de la banda en la que marcaron el regreso de Michael Kiske y Kai Hansen.



La historia de Sascha no termina acá y el año pasado se lanzó con una banda synth pop llamada Palast en donde tocaría guitarra, sintetizadores y es vocalista. Además de hacer conciertos, se presentan en vivo para eventos de moda y pasarelas. Quién se imaginaría que es guitarrista de la banda de power metal, Helloween.


Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.