La pregunta no es ¿qué estilo hacen? sino ¿Cuál es el mensaje?

Cuando hablamos de Metal, generalmente solemos pensar en oscuridad y maldad, por lo que todo demonio o religión pagana logra encajar con este estilo, que ha hecho de la lucha contra el cristianismo su principal bandera de lucha.

Es tanto el fervor o el rechazo que genera el dogma católico que hay un subgénero exclusivo para realizar estos ataques y narrar historias de satanismo y oscuridad, el Black Metal . Un estilo que siempre ha tenido en la polémica a sus bandas por sus fuertes mensajes o ataques a la institución eclesiástica.

Sin embargo, en el último tiempo hay una banda que ha logrado un fuerte reconocimiento en la escena, pero también ha sembrado muchas dudas, estamos hablando de Batushka.
La banda proveniente de Polonia comenzó su carrera en el 2015, donde su disco "Litourgiya" logró sorprender a la prensa y los fanáticos con un potente sonido que mezclaba el Black Metal, lo sinfónico e incluso elementos del Gospel (o de forma más "bruta" imitando oraciones eclesiásticas).

Sin embargo, la ambigüedad que rodea a la banda ha generado dudas en la fanaticada y la escena metal, quienes han comenzado a cuestionarse si ¿Son realmente una banda satánica o no?

La duda está lejos de esclarecerse, debido a que el vocalista de la banda ha señalado que todo depende de quien interprete a la banda, puede decidir lo que crea más correcto. Sin embargo, hay elementos que hablan más de un trato solemne y muy informado que sólo una parodia.

Si hablamos de hacer una parodia tenemos a Ghost, quienes imitan prácticas de las ceremonias en breves momentos y lo usan con un sentido de darle fluidez a su espectáculo. También tenemos el caso de Mayhem o Cult Of Fire, quienes si bien no buscan parodiar a la iglesia, si toman sus elementos e ironizan un poco con estos. Estos podrían y son ejemplos más concretos de lo que puede ser una banda que no este a favor del tema religioso.

Por su parte Batushka ofrece un panorama distinto. Su espectáculo es muy solemne, tanto en actos simples como mantener la postura o en la rigurosidad que toman para cada momento de la "misa" que efectúan. Hay un basto conocimiento del acto litúrgico y sus simbolismos, no por nada se da tanta importancia en el show a este elemento, buscando llevar gran parte de la atención de los fanáticos.

Satánicos o no, es difícil establecerlo, pero no cabe duda que Batushka está llevando el Black Metal a una tierra oscura y que no es tan clara. Un panorama sombrío y que nunca pensamos podría aparecer en un estilo que tenías sus reglas tan definidas.

También te puede interesar:Conversamos con la banda Batushka y esto fue lo que nos contaron


Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.