Foto: difusión

Una vida de éxito no siempre significa un camino fácil, el camino es accidentado y de obstáculos que requiere obligatoriamente de la superación personal. 

La vida de Mick Mars no estuvo ajeno de todo ello. Cuando tan solo tenía 17 fue diagnosticado con espondilitis anquilosante. Un tipo de artritis con dolores intensos en la columna vertebral y pelvis. Esta condición hizo disminuir de tamaño al guitarrista que mide unos 7 cm menos a comparación cuando estaba en la preparatoria.



Es por eso que en los conciertos para estático y a diferencia de sus compañeros de Mötley Crüe no corre ni se mueve de un lugar para otro. Por su espalda ha perdido mucha movilidad. No fue hasta en 2004 que se sometió a una cirugía de reemplazo de cadera.

Eso nunca lo desanimó a seguir su carrera musical, de adolescente abandonó la secundaria y deambulaba por varias bandas de blues en los 70s luchando por su sueño de convertirse en un gran artista.

Sin embargo, pasaban los años y no alcanzaba éxito. Pasaron diez años y nada. Robert Alan Deal tuvo que reinventarse, teñirse el cabello negro (antes era rubio), lo más importante fue el nombre. Utilizó el seudónimo de Mick Mars

Puso anuncios en los  periódicos locales: “guitarrista escandaloso, rudo y agresivo disponible”. No pasó mucho tiempo para que fuera reclutado por Nikki Sixx y Tommy Lee. Poco más tarde se uniría Vince Neil al grupo y sus carreras despegarían.

Es una pena que la fiesta para Mötley Crüe solo haya durado 35 años. Pero todos los miembros de la banda están contentos con el final y es definitivo.

A pesar que el guitarrista hoy tenga 66 años, quiere seguir en la industria musical y tiene un proyecto de lanzar un disco solista. Feliz diablo Mars, esperamos con ansias tu nuevo material y regreso a los escenarios. 

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.