Imagen: difusión


Definitivamente Slayer pasó por aquí. Está claro que escuchamos los clásicos "Hell Awaits" y "Show no mercy" con unos voces guturales exquisitos. Menudo disco debut nos pone en la mesa la banda de death metal canadiense, Satanic.
Lo de Satanic es una propuesta simple solo hay un guitarrista, un bajista y un bajista. La fórmula es sencilla con un death metal fresco y toques modernos, su velocidad tiende a ser acelerada y su fuerza, bruta.

Desde el primer track, "Mephistophelian", los canadienses atacan con rapidez y apreciamos todas las influencias del heavy metal clásico en los riffs sobre todo, que parecen un tributo a Kerry King, Tom Angelripper y "Mille" Petrozza.



Un bajo con buen ritmo sorprende al oyente en "Processing the undead" un tanto que va lento, pero siempre con la brutalidad que los caracteriza y con unos solos exquisitos. El "blastbeat" y la guitarra son los atractivos de este tema.

La misma fórmula es utilizada en "Architecture of Apocalypse", un intro calmado y pausado que poco a poco se transforma en una oda del death metal.

"Tchernobyl 86" es el tema de más duración de este disco, son ocho minutos que la agrupación canadiense no baja la guardia y se mantiene heavy en todo momento. Bastantes cambios de ritmo hacen que se aligere la canción y no caiga en lo repetitivo.

Satanic propone un agresivo material en donde todos los fanáticos del sonido clásico de este subgénero pueden estar más que contentos y el deleite de una producción impecable hacen que con sonidos nítidos podamos apreciar todos los instrumentos. 


 




Síguenos en nuestras redes sociales:

ÚLTIMAS NOTICIAS
Con tecnología de Blogger.