Foto: difusión


Las actitudes del polémico Marilyn Manson en los conciertos cae mal a muchos y por otro lado, eso hace que tenga una amplia legión de fanáticos. Mayormente adolescentes de los 90s. De hecho sus comportamientos condicionan a la decisión de escuchar o no su música. Es decir acá que la facha es más importante que el trabajo del vocalista. 

Sin embargo, el vocalista siempre será así y repasaremos los momentos con más tensión en sus conciertos.



  • Patadas

Actuación o no esta pelea en Rock am Ring 2003 con John 5 parece muy real. Lo cierto es que el guitarrista se marchó de la banda solo unos meses después del concierto.



  • Estructura frágil

Por la euforia de "Sweet dreams (are made of these)", Manson no se percató la fragilidad de la estructura en la cual se estaba balanceando. Resultado: un tobillo roto, un descanso a la gira del 29 de septiembre hasta el 5 de noviembre del 2017 y otro vocalista en silla de ruedas.

aca



  • Disparando a los fanáticos

Cuando todavía Manson en silla de ruedas, ocurrió una masacre en Las Vegas en un concierto contry. A modo de protesta del terrorismo esto es lo que hizo el sr. Brian Hugh Warner.



  • No recibió suficiente amor

Menos de una hora de show y una improvisación barata eso es lo que ofreció el vocalista el 15 de febrero. No teniendo lo que quería, se marchó del concierto porque los fanáticos no le dijeron: "te amo". Vaya manera de traicionar a los fanáticos.




  • Lanzándose a la batería

Ginger Fish fue baterista de Manson desde 1995 hasta 2011. Estaba actuando como si no hubiera un mañana hasta que su jefe destruye todo. Puede ser que todo haya sido una actuación, pero Ginger no oculta que el clima laboral está un mejor con Rob Zombie.




Síguenos en nuestras redes sociales:

ÚLTIMAS NOTICIAS
Con tecnología de Blogger.