Foto: difusión


Pantalones negros, unos guantes, la figura de Angus Young tatuada en una chaqueta con tachuelas y con el cabello amarrado, Ivett Toth estaba lista para cualquier concierto rockero. Sin embargo, la patinadora estaba lista enfrentarse a los rigurosos jueces de la olimpiadas de Pyeongchang en Corea del Sur, celebrado este mes.

La patinadora desliza perfectamente su cuerpo gracias a su coordinación asombrosa de piernas y brazos al ritmo las guitarras de Anguns Young y el fallecido Malcolm. Además, realiza unas piruetas de ensueño y la transición de la pirueta baja hacia el ángel lo hizo naturalmente. Sin embargo, su salto o axel es su debilidad ya que no tiene una buena técnica de aterrizaje.

Aunque fue cuatro veces campeona de Hungría, en estas olimpiadas quedó muy lejos del podio. Ivett Toth con 19 años nos demuestra un increíble espíritu deportivo y rockero.






Síguenos en nuestras redes sociales:

ÚLTIMAS NOTICIAS
Con tecnología de Blogger.