Foto: difusión

"¡Sigue tocando!", le exclamaba Slash. Pero él ya no podía más, estaba al borde del colapso. Siguieron unas 20 o 30 veces para poder concretar una canción de 7 minutos, Civil War. Sería su última. Había firmado un contrato que juraba no recaer en las drogas. Pero, no había respetado los términos y no estaba en condiciones óptimas para destrozar la batería como siempre. Steven Adler estaba incapacitado de tocar para Guns N'Roses.


Para los ojos de Guns N'Roses, Steven Adler era inservible. Falló miserablemente en dejar las drogas. Si querían continuar con su dominio global, tenían que tomar esta dura decisión. Más allá de sus adicciones, sabían que Steven encendió la chispa de Slash en querer ser una estrella de rock solo con mostrarle unos simples acordes en la guitarra.

Ellos eran inseparables desde que Slash socorriera a un Steven que se había accidentado con su skate. Formaron juntos Road Crew en 1983, buscaron a un bajista y se apareció Duff Mckagan. La banda no funcionó porque no encontraron al vocalista adecuado. Luego, Steven se une brevemente a Hollywood Rose en donde conoce a Izzy Stradlin y a Axl Rose. Finalmente, la banda se disuelve para que se forme Guns N'Roses.

De una banda que daba conciertos en los bares del Sunset Strip en Los Angeles, con su disco debut "Appetite for Destruction", comenzaron las giras en los estadios y en las capitales más grandes del mundo. Pero ya nada de eso importaba, era historia. El segundo disco ya estaba en proceso y no podían esperar más, optaron que su reemplazo sea Matt Sorum. Por primera vez se movía a alguien en la alineación original de 'la banda más peligrosa del mundo'. 

Aunque ganó el juicio ante su ex banda que impuso en 1991 y se hiciera con una suma de dos millones de dólares, con eso se selló su expulsión. Lejos de hacerlo reaccionar de forma positiva, dicho suceso impactó negativamente en su vida. Llegó a su punto más bajo en 1996, tras consumir un speedball (mezcla de heroína con cocaína). Lo llevaron a emergencias y esta droga letal le causó temporalmente una parálisis facial.

En 1998, ocurre un intento fallido de volver a los escenarios con BulletBoys. Pero fue el mismo quien terminó de arruinarlo al tener problemas con varias mujeres y ser arrestado por violencia doméstica. Pasó 150 días en prisión y lo mandaron a rehabilitación.

Un proyecto más serio realiza en 2003, fundando Adler´s Appetite. Esta vez sí se esforzó para reunirse en algunos conciertos con Izzy y Slash para hacer algunos covers.
En 2008 empieza a aparecer en reality shows como Sober House. No obstante causa un alboroto en estado de ebriedad y fue sentenciado a trabajo comunitario que no pudo completar.

Luego de ese incidente, juró un nuevo comienzo con su banda solista Adler en 2011. Lamentablemente, hoy en día con un álbum de estudio y cantidad de giras mundiales, eliminó su proyecto debido a la baja popularidad. Tenía un sonido prometedor y un estilo peculiar de heavy metal con un brillo glam. Aunque canceló una gira estadounidense para entrar a rehabilitación, ésta era la oportunidad que se merecía para volver a ser el baterista que fue en su época.


Síguenos en nuestras redes sociales:

ÚLTIMAS NOTICIAS
Con tecnología de Blogger.