El pasado jueves en Montevideo Music Box dio inicio a la gira Latino Americana de Epica.
Cuantas cosas han pasado desde la primera vez que Epica se presentó en nuestro país hace ya once años, en un multitudinario show gratuito en la Escollera Sarandí. Han crecido no solo a nivel musical, sino que han alcanzado un nivel de excelencia en sus presentaciones, consolidándose, así como una gran banda de metal sinfónico y con reconocimiento a nivel mundial.

Alrededor de las 20:30 hs. subió a escena Crystal Gates, banda de power metal sinfónico que se encuentra en constante ascenso. El pasado año llegaron a ser uno de los cuatro finalistas del Wacken Metal Battle Uruguay y recientemente han reeditado su primera balada “Dreamers”. Presentaron un setlist contundente en el que además de los temas clásicos “Shadowborn”, “Nightmares”, “Wild Sons of The Earth”, “Motherland”, “Soul Of Rain”, incluyeron una nueva intro. Un show que fue acompañado y arengado por todo el público presente desde el vamos, quienes rápidamente fueron cautivados por estos músicos versátiles y talentosos.

Pasadas las 21hs. y con un Montevideo Music Box abarrotado de gente, Eidola (tema introductorio del álbum “The Holographic Principle”), comenzó a sonar y los músicos fueron apareciendo en escena. La escenografía sencilla muestra un telón de fondo con la imagen del disco junto con un gran juego de luces. Vendría así “Edge of the Blade” con su pegadizo estribillo. Acto seguido, Coen Janssen nos adentraba con su peculiar teclado giratorio a “Sensorium”, canción con personalidad y carácter del álbum “The Phantom Agony”, la cual fue agitada por toda la sala terminando en una gran arenga que fue respondida con un ¡Uruguay, Uruguay! por parte de Mark Jansen. “Estamos muy contentos de estar aquí otra vez”,dijo y aprovechó la oportunidad para contar lo sucedido con la perdida de vuelo que los hizo llegar al país sobre la hora del show. En “Fight Your Demons” se pudo apreciar un gran protagonismo de los riffs de guitarra y la voz gutural de Simone.

Mark Jansen anuncia “The Essence of Silence”, en donde se lucen los teclados y un sonido poderoso y adictivo. “Estamos aquí, muchas gracias y como ya lo dijo Mark, tuvimos algunas dificultades, pero estamos aquí, que es lo que cuenta. Disfrutemos la noche juntos”, decía Simone. Dando paso así al clásico como “Storm The Sorrow”, con un ritmo más lento y con un precioso estribillo. Turno para el oscuro “Ascension- Dream State Armageddon”, el cual se inicia con el recitado de Simone hasta que Ariën irrumpe contundentemente con el doble bombo y toda la banda se posesiona haciendo headbanging. Siguiendo con el álbum “The Holographic Principle”, vendría “Dancing On a Hurricane”, la cual nos hizo volver por un instante a la primera época de la agrupación. Llegó asi el turno de “Victims Of Contingency”. Simons invita a los fans a cantar juntos “Cry For The Moon” con melodías con aires dramáticos, reprochadores y entristecidos. Coen Janssen se coloca durante la performance nuevamente en el centro del escenario y toca con una mano el mástil de la guitarra de Issac Delahaye y con otra el teclado. Vendría la sólida y enérgica “Unchain Utopia”. Posicionada en el centro del escenario, Simone les pedía a los fans que sacaran los celulares para ayudarla en el próximo tema y así, se iniciaba instrumental y tímidamente la gran balada “Once Upon a Nightmare”, en la cual se llega a desplegar el gran poderío vocal de Simone sobre el final.

Para los bises, vendría el power sinfónico de “Santa Terra”. “Beyond The Matrix” apareció y dejo en claro la capacidad compositiva de la banda, con ese final épico invitando al público a saltar. Cerrarían con “Consign to Oblion”, luciéndose así los imponentes coros, con partes de auténtico Black Metal.

Un show de poco más de hora y media, redondo de principio a fin, en el que los integrantes de Epica recorrieron musicalmente lo que es su ya indiscutida carrera. Mostraron el gran ensamblaje que existe en la banda, escénicamente coordinaron su performance con movimientos cuasi coreográficos y se mostraron cálidos con sus fans durante todo el show. Desplegando Coen e Issac Dalahaye la bandera uruguaya que previamente había sido arrojada por un fan, dejaba Epica el escenario. Banda que nunca defraudó en sus presentaciones en el país y que cada día suma nuevos adeptos. ¡Brindamos así por un pronto retorno a estas tierras!

Crónica: Andrea Bermúdez
Foto: Martín Pereira

¡No te pierdas un registro de lo que fue este gran show!



Síguenos en nuestras redes sociales:

ÚLTIMAS NOTICIAS
Con tecnología de Blogger.