Ya lo dijo Dio: “No sólo de Mainstream vive el hombre”. Vale, no lo dijo, pero lo demostró (y la frase queda chula), a pesar de que ahora se empeñen en pisotear su legado, convirtiéndolo en un holograma, cuando su memoria aún está intacta. Dentro del Rock y el Metal en España, ya podéis intuir lo que entendemos por Mainstream: que si Metallica o Guns’n’Roses como excusa para el selfie – lo de la música es lo de menos - (con entradas a precios vergonzosos), que si otra vez el Rock Fest Barcelona o el Download Festival Madrid (con birras también a precios vergonzosos), que si grandes promotoras exprimiendo la nostalgia (manejando a artistas que ya hasta la vergüenza han perdido…), etc. Pero entonces, ¿qué hay más allá de los grandes festivales en ciudades de renombre y con artistas millonarios?
Estamos en el año 2018 después de Brian. Toda la Galia está ocupada por el Mainstream… ¿Toda? ¡No! Una “joven empresa de servicios, con profesionales dispuestos a ayudarte en todo lo que necesites” (Kivents) resiste, todavía y como siempre, al invasor. Y la vida no es fácil para las hordas mainstreameras en las alejadas tierras de Hornillos de Eresma o Pozal de Gallinas (ambas pertenecientes a la comarca de Tierra de Pinares, Valladolid). No lo es porque desde Kivents se empeñan, a través de eventos como el Bodega Rock (18 de agosto, gratis) en la primera, y el Atalaya Rock (octubre, también gratis) y el Galia Metal Fest en la segunda, en ofrecer al personal harto de lo que mola y lo que vende “fiestas he rock y heavy metal con precio de entradas, comida y bebida asequible para todos los bolsillos” y así “conformar a la Tierra de Pinares y la zona de Olmedo en Valladolid como una localización geográfica con grandes referencias del rock y el heavy metal”. Ahí es nada.

Centrémonos ahora en el Galia Metal Fest, el más próximo en el calendario (23 y 24 de este mes de marzo), el más metalero y el que nos ha dado pie al juego con la clásica intro de Asterix. Si a lo de los precios asequibles ya apuntado le sumamos un cartel realmente apetecible, desde El Cuartel del Metal no nos queda más que animar a nuestros lectores a acercarse a Pozal de Gallinas los días referidos. Por allí pasarán desde los catalanes Foscor, para desmontar aquel tópico de los “fachisoletanos” y aunar culturas, los incombustibles alemanes Rage con su última y prometedora formación, LA VOZ española del heavy metal, Leo Jiménez, con uno de sus proyectos más heterodoxos, los retomados Stravaganzza o, ya en la segunda jornada, un grupo como Ciconia, capaz de demostrar que el rock progresivo (e instrumental) no es sólo cosa de los ingleses, los siempre divertidos y festivos Axxis, nuestros clásicos Muro o unos de los pocos pioneros de la NWOBHM que han sabido mantenerse en pie con dignidad y sin convertirse en lo contrario a lo que fueron al empezar: Diamon Head. Sólo por citar algunas de las, en total, veinte formaciones que se subirá a las tablas durante un fin de semana que promete ser apasionante, asequible, divertido, auténtico y, sobretodo, diferente a lo que los Señores del Mainstream pretenden inculcarnos de un tiempo a esta parte. Luego no digáis que no estabais avisados. 


Síguenos en nuestras redes sociales:

ÚLTIMAS NOTICIAS
Con tecnología de Blogger.