Foto: difusión

Peinados puntiagudos, maquillaje glamoroso, ropa extravagante y con una música salvaje, ninguna empresa discográfica se negaba a firmar contrato con X Japan, aún así teniendo tremenda popularidad entre los jóvenes del pueblo nipón. El líder y baterista Yoshiki juró venganza a las grandes empresas y hacer de todo para obtener el contrato.


Otro factor que dificultaba esa posibilidad era la actitud agresiva de Yoshiki. No solo se llevaba mal con la gente de las disqueras, sino también con personas del entorno musical. Muchos músicos se aseguraban mirar antes que no esté X Japan antes de entrar a tomar y evitarse peleas. El baterista se volvía demente en los conciertos, incendiaba su batería y la destrozaba. No sabía lidiar con todo aquello que se cruzaba en su camino, su solución eran los golpes.

"No vale la pena hacer música para que nadie nos escuche", era el lema del líder que deseaba conseguir un espacio en la tv para promocionar la banda. Un tabú para las bandas de rock en ese entonces.

Los productores de tv japoneses vieron inmediatamente el potencial de ellos y el teléfono comenzó a timbrar. Uno de los más memorables fue cuando tocaron a todo volumen el tema "Orgasm" en un restaurante de almuerzos. X Japan incomodó a los comensales y el dueño, pero dieron un tremendo show y atrajo futuros clientes. En contraste a Yoshiki, el vocalista Toshi se disculpaba cordialmente cuando rompía unas vigas.


Luego de varias apariciones en la tv, el quinteto tenía bastantes pedidos de videos de promoción y no podían hacerse abasto por todo el largo del territorio japonés. En este contexto, X (antes de ser X Japan en 1992), lanzó su disco debut un 14 de abril de 1988 con Extasy Records (fundado por Yoshiki en 1986).

Diez mil discos vendidos fue el resultado de "Vanishing Vision" que contenía canciones agresivas como "Sadistic Desire", "I´ll Kill you" y hasta el emblemático "Kurenai". También tenía su lado sentimental con "Alive" que inaugruaba las baladas con el piano de Yoshiki.

De esta manera, el líder de la banda estuvo satisfecho con el disco debut y demostró todo lo que podía hacer como independiente a las empresas discográficas, sobre todo al gigante CBS Sony. Ellos no tuvieron otra opción más que firmar con la banda de Yoshiki que tenía una legión de fieles seguidores por todo Japón.

Síguenos en nuestras redes sociales:

ÚLTIMAS NOTICIAS
Con tecnología de Blogger.