Nuevamente una nueva gira viene a Chile y esta será con tres fechas, debido a que IDL Entertaiment trajo a los polacos de Vader en una gira que bajo las gestiones de Spider Pro tendrá tres fechas en el país.
La primera jornada comenzó anoche, donde los polacos prometían un show de primera celebrando su primera placa, “The Ultimate Incantation”, y sus 25 años de trayectoria.
Todo comenzó puntual cuando los nacionales Ritual Of Flesh salieron a escena, donde necesitaron un poco más de 30 minutos para preparar el ambiente como se debe a punta de Grindcore se ganaron al público en un demoledor set.
Comenzando con la intro de “Clashing Of Swords” (La canción que se asocia al ISIS) hicieron una solemne entrada junto a sus vestimentas de con sangre, para luego comenzar la devastación con sencillos como “Chainsaw”, “Cocaine Drift”, “Misoginia” o “Biological Grindcore Bizarro”.
Un show que logró hacer una buena previa para los fanáticos y que gozó de buen sonido y de una potente y bien lograda ejecución en vivo por una banda con trayectoria en el Grindcore Nacional.
Siendo las 21hrs el show estelar se preparaba para comenzar y Vader no perdió tiempo en formalidades, uno a uno comenzaron a ubicarse y a comenzar un demoledor espectáculo que se dedicó a satisfacer a los fanáticos que llenaron el Bar Subterráneo para ver a los polacos.
Comenzando con “Dark Age” hasta “Breath Of Centuries”, Vader no da tregua ejecutando su primer disco en 40 demoledores minutos de show. Entregan a toda intensidad lo mejor de su arsenal y uno de los regalos más esperados por fanáticos, quienes no dudan en acompañar a la banda en cada riff que le ofrecen.
Sin embargo, si bien el clima era de euforia y locura, los siguientes temas fueron sólo para probar el aguante de los chilenos y que tan dispuestos a arrasar el lugar estaban.  Triumph Of Death” es el sencillo que dará el segundo aire y continuará un mosh que de ahí en adelante parecerá no tener fin hasta el término de la noche, la cual se vio acompañada de clásicos como “Silent Empire”, “Prayer To The God Of War” y su cierre con “Send Me Back To Hell”.
No obstante, los chilenos aún esperaban más y Vader tenía mucho más que ofrecerles. Fue un pequeño break el que tomaron para volver con una sonrisa de oreja a oreja, y que esas fueron las pausas del show permitiéndole ser bastante fluido, para interpretar “Helleluyah – God Is Dead”. 
Un encoré que sólo venía a poner el broche de oro a un show perfecto y que no conformes, la experiencia de los polacos dijo que podían hacer mucho más y fue “Hell Awaits” de Slayer la que culmina una jornada de Death Metal Clásico y directo a la vena, para luego dar paso a los aplausos y la “Marcha Imperial”.
Lo de Vader fue un show preciso y directo, en aproximadamente una hora veinte, dan a la fanaticada una serie de himnos que han probado con el tiempo y una entrega en el escenario que les hace parecer que recién están comenzando.
Una celebración a la altura de sus 25 años y que continuará con su viaje por el continente. Donde Vader, pese a sacar un disco recopilatorio como “Dark Age” demuestra estar más vivo y vigente que nunca, dando una verdadera muestra de lo que el Death Metal es y debe ser.
Crónica y fotografía por Felipe Pino Guerrero



Síguenos en nuestras redes sociales:

ÚLTIMAS NOTICIAS
Con tecnología de Blogger.