Foto: Luis Gonzales del Riego

A Fallen Symmetry se le acercan dos conciertos.Uno más difícil que el otro y uno muy distinto que el otro. En el ensayo se escuchaban melodías neoclásicas que tenían que dominar. Todas las técnicas y mañas de Yngwie Malmsteen, Jens Johansson, Tony MacAlpine debían ser emuladas a la perfección para que estén a la altura de los dotes vocales del señor Mark Boals.

Este show se dará en el festival Rock and Heavy 3 que será este 19 de mayo. Por otro lado, también tienen un concierto de sólo temas propios en el festival Metal United World Wide en donde interpretarán temas de su disco "Renacer en laTormenta".

Pero antes de hablar de su segundo disco, nos remontaremos al primer disco"Code Black". Ese era el sonido inicial de la banda. De un corte más oscuro y orientado a riffs pesados, siendo un producto experimental que provoca mucha curiosidad a saber qué es lo que pasó en la banda para componer canciones de ese estilo.


¿Cómo fue la grabación de su primer disco?

Pepe Ormeño (baterista): El "Code Black" tuvo un proceso muy rápido. Nosotros arrancamos (con la producción) a fines del 2011.  Rápidamente salieron los demos. De ahí tuvimos creo que solo cuatro meses para componer el disco.

Gustavo Fernández (vocalista): Nos neciamos. Queríamos sacar un disco ya. Era como que sale una idea, se terminaba de grabar el tema y ya. Después se mezclaron y masterizaron.  Fue un proceso apresurado, pero muy honesto y muy orgánico.

Pepe: Yo creo que ese primer disco madura después que se había grabado.

Gustavo: Cuando lo empezamos a tocar en vivo.

Pepe: Exacto. Yo lo sentía hasta cierto punto primitivo. Con los conciertos empezó a madurar, empezamos a explorar y meterle arreglos. Al final tuvo su impacto.

Gustavo: La gente que iba a los conciertos y veía a esa alineación tocando el "Code" escuchaba algo que, de alguna forma, sonaba muy diferente a lo que era en el disco. Empezó lo que es el cambio de alineación, la gran evolución de la banda. Favio y Brian entraron muy rápido. En la primera presentación del disco Brian ya estaba en la banda, incluso cuando abrimos para Arch Enemy. De ahí entra Favio justo por la fecha de Vision Divine. Ellos dos empiezan a transformar el sonido de la banda.

¿Qué sienten cuando tocan en vivo?

Favio Arana (Guitarrista): Mucho dolor.

Pepe: Mucha adrenalina. Lo natural creo. Una ligera presión en que tiene que salir bien o perfecto. Siempre es un albur porque puede que no haya un buen sonido o un buen monitoreo. Pero es un reto, es como ir a una batalla.

Brian Henriquez (Bajista): De alguna forma en mi caso que he tenido la suerte y oportunidad de pararme en escenarios grandes; es una mezcla de sentimientos bien brava porque como dice Pepe es como enfrentarse a un dragón porque tienes la presión del público que está mirándote y que espera ver un buen show. Está tu propia presión, porque como músico buscas la excelencia y tienes que practicar para que ese concierto salga sin ningún error. Está también la presión de los camaradas. Cuando terminamos es como dar un respiro final y decir lo logramos. La tranquilidad después de una batalla.

Frank Córdova (teclados): A mí me gusta el volumen, me gusta mucho el nivel de sonido alto y escuchar la batería y los otros instrumentos.  Es un viaje intenso.

Gustavo: Es una sensación que te empodera. Te da poder porque ese volumen está saliendo de esas 6 personas. Esa energía es de esos músicos que están juntos. Obviamente que hay nervios, pero después de un rato poco a poco van bajando.  Siempre es así.

Nicolás: En mi caso desde niño vi a músicos en vivo y en videos o vhs. Viendo a la gente que parece un gusano electrocutado en el escenario, desde temprana edad uno se impresiona un montón. Entonces yo crecí con todo esto al igual que todos nosotros. Entonces les genera un impacto distinto a cada uno. Viendo a estos artistas que admiro, así que dije que en vivo debo mostrar la mayor cantidad de emociones y movimientos que se pueda. La música te tiene que mover. Nadie quiere ir a ver un parante tocando una guitarra. Todo el mundo te está mirando, escuchando y tú no tienes idea de quién puede estar ahí viéndote.

Gustavo: O quién va a llegar a su casa después del show, y talvez fue la primera vez que vio a la banda y le gustó. Luego nos busque por YouTube o le cayó un disco y termina siendo un fan.  Nos pasa casi en todas las fechas que alguien se nos acerca y nos dice, ¨No los conocía, pero me han gustado mucho, ¿Dónde puedo encontrar su material?¨.  De ahí uno se los encuentra en fechas posteriores y los ves en primera fila cantando las canciones.  Eso, es especial.

Nicolás: Son cosas creo yo que resaltan del resto. Buscar los pequeños momentos que  pueden hacerte ser recordado por las personas. Espero que la gente se lleve una buena impresión de nosotros.

Brian: De por sí eso fluye en el escenario. No es que esté pensado en hacerlo tampoco. Hay muchas bandas que practican coreografías, nosotros no hacemos eso,  cada uno lo expresa a su manera aquí.


¿De dónde viene la inspiración de su música?

Gustavo: De las caídas y levantadas que hemos tenido como personas, como grupo. Hemos sufrido algunas cosas fuertes que nos han pasado en la vida de cada uno en estos años que tenemos como banda. Con momentos donde la banda estuvo a punto de caerse, tanto internos como externos, problemas personales y momentos duros en la vida de los integrantes, intentos de sabotaje de otras bandas, temporadas difíciles, toda banda tiene temporadas complicadas, está en el espíritu combativo de cada banda salir adelante y no doblegarse, y nosotros, Fallen, definitivamente tenemos un alto espíritu combativo.

Hay una historia bien delicada en la grabación de "Renacer en la Tormenta". Fue una situación que casi destruye a la banda. Es más, pudo haber pasado, pudo no haber existido ese disco. Tuvimos un problema muy fuerte con uno de los integrantes mientras grabábamos el disco. Al punto que nos cuestionabamosen ese tiempo para qué caraj* estábamos grabándolo, porque, realmente no sabíamos qué iba a pasar cuando se termine la producción. Finalmente, lo terminamos con la banda herida y sin uno de los guitarristas.

Y ese fue un momento clave para nosotros.  Si nosotros no entendíamos en ese momento lo que estaba pasando… y no era fácil de entender para nosotros porque éramos chicos que estábamos tomando y volviéndonos locos cada fin de semana como lo primero que haces cuando estás en una banda que recibe cierta atención. Eso tiene un precio. Estuvimos muy cerca de destruirnos. Si nosotros no entendíamos el camino por el que debíamos seguir, la banda no iba a continuar. Creo que hubo un compromiso tan fuerte que todos logramos entenderlo. Nos reprogramamos, cambiamos.  Nos hemos obsesionado por comprender qué es lo que hacemos, por qué lo hacemos y cual es nuestro rol en la escena en la que estamos. Entonces eso es mucho de lo que es la banda hoy en día.

Esta fue la segunda parte de la historia de Fallen Symmetry.Como toda banda, pasaron por sus dificultades, y no solo ha madurado musicalmente, sino personalmente y como grupo. Ellos han experimentado las dificultades de la vida, pero es por eso que los frutos han germinado y lograron compartir escenario con bandas de alto calibre. Ya han tocado con Zak Stevens (Savatage, Circle II Circle) y su próxima contienda será con Mark Boals.

Todavía falta mucho por contar de la historia de Fallen Symmetry y todavía les depara un futuro en donde tal vez se enfrentarán a situaciones más difíciles. De seguro, la podrán manejar por el gran compromiso y esfuerzo que hacen por su pasión, la música.

Parte 1                                                                                                                                         




Síguenos en nuestras redes sociales:

ÚLTIMAS NOTICIAS
Con tecnología de Blogger.