Foto: Captura de Facebook
Para la mayoría de los estadounidenses, el fin de semana del "Día de los Caídos" es un fin de semana para pasar con la familia, recordando las tropas caída y posiblemente haciendo una barbacoa. Para los fanáticos del death metal, significa una peregrinación anual a Baltimore, Maryland, para el reconocido Maryland Death Fest anual.

Ahora, ¿algo más intenso y agresivo que pedir la mano en frente de tanto amante del Death Metal? No lo creo... lo mismo pensó un asistente a quien le dieron el "si" durante el show de Pig Destroyer.




Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.