Voy a serles sincero, suelo ser bastante escéptico cuando se trata de discos de “comeback”, como les llaman ahora. Esos discos que sacan las bandas como 20 años después de haberse separado, que según ellos los traerán de vuelta a la palestra en gloria y majestad...Y, a decir verdad, no suele ser así, sino muy por el contrario. Dicho esto, entenderán la sorpresa que me llevé cuando escuché por primera vez el disco de regreso de Angel Witch, “As Above, So Below”.

<br />Angel Witch - As Above, So BelowEste álbum es una vuelta a las pistas magnífica, con una producción tremendamente bien lograda, que en ningún momento llega a sonar completamente plástica, manteniendo ese sonido orgánico característico de la NWOBHM ochentera. Desde poderosos riffs, hasta power ballads, este disco lo tiene todo para convertirse de inmediato en uno de los trabajos destacados de estos británicos.

Pero seamos objetivos, el disco peca un poco de lento, y en total dura más de 50 minutos en tan sólo 8 tracks, lo que provoca que el disco bordee lo tedioso cuando nos topamos con una balada larguísima como “The Horla” en medio del disco. Una caída de la que les cuesta un poco recuperarse con una pista como “Witching Hour” (Ahora, si te gustan las power ballads, esta parte del álbum te caerá como anillo al dedo).

Quiźas suene como un viudo de los 80’s (aunque ni los viví, pero bueh…) pero a pesar de ser un trabajo tremendamente sólido, me deja con un pequeño sabor amargo. Los juegos armónicos de las guitarras están ahí, las letras son buenas, los riffs pegajosos, la producción excelente y una carátula que grita por todas partes que esto es un disco de Angel Witch, pero...¿Y la acción? ¿Donde quedó la velocidad? ¿Donde quedaron los chillidos desgarradores?

Probablemente todo eso sea algo que nunca más logremos oír de parte de estas leyendas vivientes.

Sin embargo, esto en ningún caso hace que el disco sea menos disfrutable. Es más, puedo decir con toda confianza (Y línchenme si quieren) que esto es un discazo en todo el sentido de la palabra. No es ni más ni menos de lo que podriá esperar de una vuelta a las pistas de parte de una banda con historia como Angel Witch. Si bien el disco definitivamente no es el trabajo más agresivo de la banda, es absolutamente mejor que la gran mayoría de los álbumes que están sacando en la actualidad las bandas de la NWOBHM que siguen vigentes (Con la obvia excepción del poderoso “Firepower” de Judas Priest, que seguirá reinando insuperable hasta quizás cuando).

Mis recomendaciones personales de esta maravilla son las últimas dos pistas, “Guillotine” y “Brainwashed”, que tienen esa firma propia de Angel Witch que ninguna otra banda puede darte (que calquier fan de la banda sabe perfectamente bien cual es, no vamos a entrar en detalles de estética).

Como últimos comentarios, quiero catalogar este trabajo como uno recomendadísimo, y quiero dejar invitados a todos aquellos que tengan prejuicios sobre los trabajos nuevos de las bandas clásicas a que le den una oportunidad a este discazo que, si bien no es el mejor trabajo de esta agrupación (una vara bastante alta, la verdad), es uno que vale la pena escuchar de principio a fin.

Reseña por: Kurt Norenbergs

También te puede interesar:
Se liberan los horarios de Evil Confrontation Festival



Síguenos en nuestras redes sociales:

ÚLTIMAS NOTICIAS
Con tecnología de Blogger.